Irán y A. Saudí se preparan para reabrir sus embajadas

Irán y Arabia Saudí se preparan para reabrir sus embajadas en sus respectivas capitales tras seis años de cierre, informó este sábado un diputado del Parlamento iraní, Yalil Rahimí Yahanabadí.

Loading...
Irán
Irán y Arabia Saudí

Yahanabadí, miembro del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento consultivo iraní, escribió en twitter que "los lazos entre Irán y Arabia Saudí se están reviviendo y las embajadas se están preparando para reabrir".

"Este tema tiene implicaciones importantes para reducir las tensiones regionales y aumentar la cohesión global del mundo islámico", indicó Yahanabadí en su tuit, en el que también instó a los medios e instituciones de seguridad a tener cuidado con "la vileza de los sionistas" y "los extremistas".

Arabia Saudí rompió relaciones diplomáticas con Irán el 3 de enero de 2016, un día después de que grupos de manifestantes atacaran su embajada en Teherán.

Los manifestantes protestaban por la ejecución en Arabia Saudí del clérigo chií opositor Nimr Baqir al Nimr, por lo que entraron en la legación, retiraron la bandera saudí y provocaron incendios en el recinto.

Irán y Arabia Saudí son considerados las potencias chií y suní de Oriente Medio, respectivamente, y son dos históricos rivales que en los conflictos regionales, sobre todo en Siria y Yemen, apoyan a bandos opuestos.

China y el acuerdo nuclear iraní

China espera que todas las partes cedan y se encuentren "en un punto intermedio" para salvar el acuerdo nuclear iraní, expresó este viernes el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, tras entrevistarse con su homólogo iraní, Hossein Amir-Abdollahian, en la provincia oriental china de Jiangsu.

"La retirada unilateral de Estados Unidos del pacto es la que creó esta difícil situación. Washington debería asumir su responsabilidad y corregir su error. China apoya la reanudación de las conversaciones para poner en marcha el pacto. Esperamos que todas las partes cedan y se encuentren en un punto intermedio", dijo Wang, citado hoy por la Cancillería china en un comunicado.

Wang agregó que China se opone a las "sanciones unilaterales e ilegales impuestas contra Irán", así como a la "manipulación política o a que se usen los derechos humanos para interferir en los asuntos internos de Irán y de otros países de la región".

EFE

Loading...