Primera caravana de hondureños y nicaragüenses de 2022 sale hacia EE.UU.

La primera caravana de inmigrantes hondureños, acompañados de nicaragüenses, de 2022, salió este sábado desde San Pedro Sula, en el norte de Honduras, hacia los Estados Unidos, en busca de un trabajo para ayudar a sus familias, según relataron muchos de ellos a Efe.

Loading...
Caravana
Caravana de hondureños

«Nos vamos por falta de empleo, vamos a buscar un futuro mejor», dijo Miguel Domínguez, un perito mercantil, originario de Taulabé, departamento de Comayagua, en la región central de Honduras.

Abrazado con la bandera de su país, en azul y blanco, Miguel fue uno de los hondureños que hoy alentó a unos 300 inmigrantes del primer grupo que salió desde la Central Metropolitana de autobuses del servicio interurbano, de San Pedro Sula.

Confundidos, los inmigrantes hondureños y nicaragüenses, por la falta de un guía que les orientara para salir ordenados en la caravana. 

El primer grupo salió a pie entre las 03.30 y 04.00 horas locales (las 09.30 y 10.00 GMT), desde la Central Metropolitana, en cuyas aceras y áreas verdes durmieron anoche, con un cielo despejado, y con luna, como techo.

El segundo grupo, de no menos de 400, salió unas tras horas más tarde. En este caso se dirigían hacia Corinto, punto aduanero en la frontera común de Honduras y Guatemala, cercana al Caribe.

Muchos nicaragüenses en la caravana

En la caravana van muchas mujeres con niños de corta edad, algunas en grupos familiares o de amigos, de varias regiones del país centroamericano.

En la caravana también van muchos nicaragüenses que, en su mayoría, al menos de los que hablaron con Efe, prefirieron no identificarse con su nombre, «por temor a represalias» y «por miedo a la dictadura de Daniel Ortega y la Rosario» (Murillo, su esposa).

Hasta las 03.00 horas locales, muchos de los inmigrantes, estaban confundidos porque unos decían que se iban «en la madrugada» y otros «a las 10 de la mañana».

Los consultados por Efe, hondureños y nicaragüenses, coincidieron en que se enteraron de la salida de la caravana a través de redes sociales.

Entre la confusión por no saber la hora exacta de la salida, de un grupo de unas doce personas, incluidos mujeres y niños, se levantaron dos hombres a gritar de manera reiterada: «Es la hora de irnos, levántense, no podemos esperar hasta las 10 de la mañana».

«Vámonos ahora, llevamos niños, el sol de las 10 estará muy fuerte y no avanzaremos mucho», gritó en otro extremo una mujer, tomada de la mano de un hijo suyo, de unos siete años.

Unos 50 metros más adelante, un supuesto pastor evangélico, apoyado con un megáfono, llamó a reunirse a «todos para orar». «Para que nos vaya bien en el camino y que Dios nos cuide», añadió.

Después de la oración preguntó: «¿quiénes se quieren ir ahora mismo y quiénes a las 10?».

EFE

Loading...