ONU prevé crecimiento económico de la región árabe en dos años

La región árabe continuará su recuperación económica tras la crisis por la pandemia mundial durante los dos próximos años; aseguró este sábado la Comisión Económica y Social de la ONU para Asia Occidental; que prevé tasas de crecimiento del 3,7 % en 2022 y del 3,6 % en 2023.

Loading...
FOTO: REFERENCIAL

"A pesar de los riesgos que todavía enfrenta la economía global dos años después del estallido de la pandemia de covi-19; las perspectivas económicas siguen siendo positivas para la región árabe"; indicó en un comunicado la ECSWA (por sus siglas en inglés) al presentar su informe económico anual.

Por ello, añadió, "se espera que la recuperación que comenzó en 2021 continúe y el Producto Interno Bruto (PIB) probablemente crecerá un 3,7 % en 2022 y un 3,6 % en 2023", si bien, variará entre países en función de la campañas de vacunación, ingresos por exportación de petróleo y turismo, y flujos de remesas y de fondos de ayuda al desarrollo.

Ingresos Petroleros de los países arábes

Respecto a los ingresos petroleros, principal fuente de ingresos de los países árabes del golfo Pérsico, la comisión contempla dos escenarios, de los que dependerán los precios internacionales del crudo.

El escenario de referencia contempla que el avance de la vacunación contra la covid seguirá siendo lento en algunos países, lo que obligará a imponer medidas de confinamiento parcial, por lo que la demanda de petróleo será baja y su precio promedio será de 60 dólares por barril.

En la previsión más optimista, con un progreso firme de las tasas de vacunación, la demanda crecerá y el precio medio del barril será de unos 80 dólares, como el actual, con picos de hasta 100 dólares.

La ECSWA prevé también que el PIB en los países afectados por conflictos en la región árabe registrará un incremento mayor que la media, con un 4,5 % en 2022 y un 6,9 % en 2023, aunque en el caso de que la variante omicron del coronavirus tenga un impacto muy fuerte en estas naciones, estas subidas podrían limitarse hasta el 2,8 y el 6,4 % respectivamente.

En cuanto a la tasa de pobreza, la agencia de Naciones Unidas pronosticó un ligero descenso desde el 27 % registrado en 2021 al 26 % en 2023 y la de desempleo, aunque se prevé un descenso en dos años del 11,8 % actual al 10,7 %, "seguirá siendo de las más altas del mundo, especialmente entre mujeres y jóvenes".

En cuestión de empleo, "a pesar de alguna mejora en la reducción de la brecha de género, serían necesarios alrededor de 150 años para alcanzar la paridad en la región árabe dadas las graves deficiencias de sus sistemas de protección social", advirtió.

EFE

Loading...