Cicpc investigará a fondo situación irregular en Barrancas

El director nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, comisario general Douglas Rico, informó que viajará al estado Monagas para el inicio de las investigaciones a fondo de los hechos ocurridos en Barrancas del Orinoco, que se registraron desde el 1° de enero.

Loading...


El director de la policía científica subrayó que por órdenes del ministro de Interior y Justicia, Remigio Ceballos, se trasladaba al estado Monagas para dirigir personalmente las operaciones y determinar lo sucedido. Como se sabe, hasta el lunes pasado, sumaban nueve las personas fallecidas por los tiroteos en esa localidad oriental.

De acuerdo a los reportes preliminares, en la calle principal habrían caído tres de los muertos, otros cinco en la avenida Negro Primero y uno más en el sector Los Algarrobos.

Sólo cuatro de las víctimas habían sido identificadas: Wilfredo José Avilé Mosqueda, 28 años de edad, Jesús Enrique Guzmán Abreu, (27), Leonardo José Bastardo (25), y Juan Daniel Moreno Castro (25).


Todos los cadáveres tenían múltiples heridas por arma de fuego; se pudo conocer oficialmente que el intercambio de disparos se prolongó por siete horas.

De acuerdo a la Guardia Nacional Bolivariana, siete personas murieron durante el asalto armado perpetrado por la organización criminal "El Sindicato de Barrancas".

Ante lo sucedido, las autoridades nacionales dieron las directrices para las averiguaciones correspondientes.

"Vamos a revisar esas actuaciones, vamos a ver qué está sucediendo, prepararemos lo que haya que preparar para erradicar este tipo de violencia en el país. Seguimos trabajando por la seguridad", recalcó Rico antes de partir de Monagas.

El viaje del Director del Cicpc a Barrancas ocurre luego que el ministro Ceballos encabezara la primera reunión del Consejo de Seguridad en 2022, donde estuvieron presentes los comandantes de los cuerpos de seguridad del país, con el fin de evaluar "nuevas estrategias" a implementar para continuar salvaguardando al país.

TEMEN MÁS ATAQUES

El temor ante posibles nuevos ataques armados abre paso a un nuevo escenario en Barrancas del Orinoco, zona sur del estado Monagas: el desplazamiento humano. Aunque aún no manejan cifras precisas, algunas fuentes explicaron que las personas comienzan a salir de sus casas huyendo de la inseguridad y de la falta de garantías de que no habrá represalias en el pueblo cuando las comisiones de los distintos cuerpos de seguridad abandonen las calles de la capital del municipio Sotillo, que desde la noche del 1° de enero está militarizada.

Desde ese momento la gente vive con la presencia militar hasta en el patio de sus casas, cuando los uniformados hacían rondas por Barrancas del Orinoco. Los efectivos militares siguen el operativo buscando a los miembros de los grupos armados y también instalaron alcabalas en las que revisan la identidad de las personas.

Pero el miedo también viene tras la difusión en WhatsApp de un comunicado emitido por un grupo que se identifica como A.F.R.O, que se autodefine como una organización especializada en combate, que asegura tener como objetivo principal a los líderes de la banda delictiva "El Sindicato de Barrancas", que desde hace 15 años tiene el control de este pueblo pesquero y ganadero.

La organización aclara que no tiene como finalidad acabar con la vida de personas inocentes, sino arremeter contra los líderes de la banda criminal, a quienes, afirma, tienen plenamente identificados. "Nuestro principal propósito es lograr acabar dicha banda", se lee en el texto que consta de dos párrafos, uno de 10 líneas y otro de 13.

Se desconoce la veracidad del comunicado, así como también si el grupo que lo emite es el responsable del ataque ocurrido la madrugada del 1° de enero, durante la celebración de Año Nuevo que organizó la megabanda "El Sindicato de Barrancas".

Los líderes de "El Sindicato de Barrancas", tenía conocimiento de que elementos de la guerrilla colombiana los iban a atacar y por ello prohibieron el uso de fuegos artificiales en la zona el 24 y el 31 de diciembre, con el fin de confundir las detonaciones con los disparos hechos por armas de fuego.

HBRI. | elsiglo

Loading...