Supuestas "amigas" doparon y secuestraron a sexagenaria

Una mujer de 60 años fue dopada y secuestrada por sus dos amigas, quienes pidieron una suma de 60.000 dólares a la familia. La adulta apareció en el distrito Lurín, en Lima, después de 24 horas.

Loading...


La mujer de nombre María Jesús Vergaray fue dopada en su vivienda y se la llevaron en plena luz del día. Las agresoras grabaron videos y enviaron mensajes en los que pedían el rescate al hijo de la víctima.

Las secuestradoras Juliana Margarita Gutiérrez Valero y Ana Belén Pachas se dirigieron a la casa de Vergaray, en San Juan de Lurigancho, para pedirle la cotización de una cena navideña; además, llevaron una bebida y un pan, los cuales habían mezclado con fármacos para dormirla.

"Traigo los vasos, me sirven la gaseosa. Sentí un poco amargo, pero me tomé todo el vaso. Veo que vienen y me sirven más. No conversaban. De allí ya no me acuerdo", explicó la agraviada.

La salida del domicilio de las secuestradoras junto a la víctima quedó registrada en las cámaras de seguridad, con las que se pudo identificar a las mujeres.

"Yo me encuentro a Ana Belén, veo a mi mamá. Luego veo que mi mamá saca su bolsa para irse al mercado, la vi medio rara, perdida, ellas me dijeron que iban a ir a comprar pollo y carne", sostuvo el hijo de la víctima, quien no sospechaba de las secuestradoras, ya que eran amigas cercanas.

Tras ello, las agresoras enviaron videos y amenazaron con hacerle daño a la víctima. La familia comenzó a sospechar y solicitaron las cámaras. La PNP inició la investigación tras identificarlas con las imágenes.

Luego de que conocieran que eran perseguidas por las autoridades, las agresoras golpearon a Vergaray y la dejaron tirada en una zona de Lurín.

Pachas y Gutiérrez confesaron el delito y cumplen 7 meses de prisión preventiva. Ellas se excusaron y aludieron que se trató de una broma pesada, ya que la familia les debía dinero.

Según la PNP, las secuestradoras también querían hacer lo mismo con la esposa de uno de los hijos de la víctima. "Esto no es una broma, es un delito", dijo un efectivo policial.

Elsiglo

Loading...