Manifestación en Bagdad por segundo aniversario de la muerte de Soleimaní

66

Miles de seguidores de la agrupación armada progubernamental Multitud Popular marcharon este sábado en el centro de Bagdad para recordar la muerte del general iraní Qasem Soleimaní, asesinado en Irak el 3 de enero de 2020 por un ataque estadounidense.

Soleimaní
Soleimaní

Entre eslóganes pidiendo la retirada de las fuerzas extranjeras de Irak, los simpatizantes de Multitud Popular, cuyo número dos, Abu Mahdi al Mohandes también murió en el bombardeo selectivo cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, se concentraron para escuchar al líder del grupo, Faleh al Fayad, y a Hadi al Ameri, líder de la organización Al Fath, apoyada por Irán.

Durante su discurso en el centro de la capital, Al Ameri señaló que Soleimaní y Al Mohandes “abrieron el camino para liberar a Irak del terrorismo y vivirán en la conciencia de la nación”, informó la agencia oficial de noticias iraquí, INA.

Afirmó que “la sangre pura” de los dos asesinados es “el precio de la retirada de las fuerzas de ocupación de Irak” en un momento en el que la coalición internacional liderada por Estados Unidos ha terminado formalmente su misión de combate de apoyo a las fuerzas iraquíes en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Pese a finalizar su misión, unos 2.500 soldados se quedarán en el país para asesorar a las fuerzas iraquíes.

Soleimaní y los discursos en su nombre

“No aceptaremos nada que no sea la retirada total como venganza por la sangre de nuestros mártires”, aseveró Al Ameri durante el discurso.

En los últimos años, posiciones militares de la coalición han sido objetivo de ataques con cohetes y drones que han provocado lesiones a sus integrantes, e, incluso, muertes.

Estados Unidos acusa a las milicias proiraníes de Irak de perpetrar estos ataques, que empezaron justo después del asesinato de Soleimaní y Al Mohandes.

Desde entonces, las milicias han exigido la retirada de las tropas extranjeras de Irak y han amenazado con tomar medidas en caso de no producirse.

EFE