Santacrucenses piden salud y reencuentro familiar para el 2022

La llegada de un nuevo año trae consigo esperanza y nuevas metas para los santacrucenses, quienes anhelan un reencuentro con sus seres queridos que están fuera del país, la erradicación del Covid-19 y mejoras en la economía.

Loading...

En un sondeo realizado entre algunas de las personas que transitaban por el centro de Santa Cruz, municipio Lamas, expresaron que la pandemia del Covid-19 les cambió su rutina de vida, lo que generó inestabilidad e inseguridad ante lo desconocido.

"Sin duda alguna el coronavirus fue una de las experiencias más difíciles que nos tocó vivir, nos cambió la vida, no podemos abrazar, hay que mantener distancia de las personas y muchos perdimos a familiares a causa de la enfermedad, deseo que este 2022 los casos bajen considerablemente", dijo Luis Alberto Mejías.

Por su parte, Rafael Torrealba comentó, "mi deseo en lo colectivo, espero y deseo es prosperidad y progreso en mi querido pueblo de Santa Cruz de Aragua. Y en lo personal como todos sabemos estamos pasando por una situación de pandemia, por lo cual es importante cuidar de la salud, tomando en cuenta a las personas más vulnerables, para así cuidar de ellas y todos en general".

De igual forma, Luisana Castañeda expresó, "en lo particular lo que más anhelo es volver a reencontrarme con mis hijos. Y en general que pensemos en el futuro de los muchachos que están empezando y por ello tenemos que pensar en una reestructuración económica y social, ya que nuestro país tiene una crisis más social que económica, y sin olvidar a Dios que nos continúe protegiendo de esta pandemia, que es una realidad la cual en lo personal a mi familia le tocó vivir y gracias a la vacuna pudimos superar".

Finalmente, Cosmo Daniel Álvarez dijo, "soy habitante del sector La Arboleda, y quiero aprovechar la oportunidad de desearle todo lo bueno a todas las familias del municipio Lamas y la prosperidad económica para todos, unión familiar que es lo más importante.

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo

Loading...