Vecinos de La Mora I agradecieron las autoridades por atención recibida

Los habitantes de la avenida 20 del sector La Mora I, de La Victoria, municipio Ribas, este fin de semana abordaron al equipo reporteril del rotativo de Los Valles de Aragua, para agradecer públicamente a las cuadrillas de mantenimiento de la municipalidad e Hidrocentro, por el arreglo de un bote de aguas blancas que había en la zona.

Loading...


En este sentido, los residentes informaron que luego de tener más de cuatro años con un brote latente de agua potable, este sábado, los trabajadores adscritos a la Alcaldía de Ribas en conjunto con Hidrocentro, se presentaron al sitio para llevar a cabo los arreglos pertinentes y por consiguiente devolverle la tranquilidad a los afectados, quienes denunciaron estar a la expectativa de cualquier enfermedad a consecuencia de los criaderos de mosquitos.


"Estamos bastante agradecidos en la calle 20, pues luego de múltiples denuncias a los gobiernos de turno, fuimos atendidos, fue un trabajo bastante arduo el que realizaron, pero a Dios gracias lograron solucionar este inconveniente que nos tenía pendiente, no sólo porque no sabíamos el nivel de socavación que tenía, sino que además los pocitos de agua en muchas ocasiones ya mantenía criaderos de plagas, de verdad muchas gracias por la atención", mencionó la señora Carmen de Castillo.

De la misma forma, María Contreras agregó: "Por fin fuimos tomados en cuenta por esta zona y eso se agradece, porque era un problema que parecía pequeño, pero no lo era. Teníamos demasiado tiempo con ese bote y tantas personas sin el servicio de agua potable en el municipio. De verdad esperamos que esta no sea la única gestión que se haga por aquí, ya que estamos bastante olvidados".


Los vecinos de esta parte de La Victoria hicieron un llamado a la Alcaldía y la empresa Hídrica del Estado, a tomar en cuenta a estos funcionarios que sin importar la fecha están trabajando en pro del bienestar de las comunidades.

"Nos dimos cuenta que los funcionarios están trabajando con lo poco que tienen. No cuentan con un uniforme idóneo y está muy mal, porque ellos laboran para el bienestar del pueblo y mientras tanto no son tratados como tal, ahí estaban con unos zapatitos que no son, unas camisas que no responden a las organizaciones que representan y así es lo poco que logramos observar. Por lo tanto, es un pequeño llamado de atención a potencializar no sólo los sectores afectados, sino también a sus trabajadores", dijo Marina Campos.

En resumidas cuentas, el ambiente de agradecimiento fue sellado con la expresión que reza: "Recibiremos un año nuevo tranquilos y sin salpicarnos los zapatos. Muchas gracias".

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...