Comercios beneficiaron a más de trescientos pequeñines

Más de trescientos niños de la urbanización La Mora I, en La Victoria, municipio José Félix Ribas, fueron favorecidos con la entrega de desayunos y jornadas deportivas y recreativas, en el marco de las festividades navideñas y los 50 años de fundación de la zona.

Loading...


Y es que desde bien temprano los chiquitos de esta parte del municipio Ribas, se dieron cita en la calle 20, para de la mano de comerciantes de la zona, iniciar un día diferente, donde la alegría, el entretenimiento y la unidad fueron la bandera, todo acompañado de melodías propias de la época.

Con respecto al tema, Rita Palacios, encargada de una de las tiendas de la calle, manifestó su agradecimiento con las familias que llevaron a sus niños a participar de este día de compartir, que no fue más que una ventana de distracción en medio de tantas dificultades y más en esta época donde los valores deben ser fortalecidos en todas las comunidades.


"De verdad ya tengo dos años realizando este tipo de eventos sin fines de lucro, con la finalidad de llevar alegría a nuestros pequeñitos y hasta a sus representantes. Yo soy emprendedora de La Mora y en la medida de lo posible con lo poco que tengo trato de beneficiar a mi comunidad, ya que hasta cierto punto por ellos es que somos lo que somos. Mi respaldo siempre está presente y eso me llena, tanto a mi como a mis familiares y afectos", mencionó.

De la misma forma, Palacios expresó que en el día fueron entregados al menos 350 niños y jóvenes de La Mora y sus cercanías, desayunos, cotillones, juegos recreativos, jornadas deportivas y finalmente con rifas de cestas de comida para sus padres y representantes.

"Tratamos de hacer un evento ameno enfocado principalmente en los chamos, pero sin dejar a un lado a sus padres y representantes, ya que el núcleo familiar es el motor de nuestro ser y que mejor forma de fortificar esta unión en el tiempo de navidad, caracterizado por una gran cantidad de valores", dijo Palacios.

Por su parte, padres de la zona agradecieron a estos comerciantes por la jornada que disfrutaron, puesto que fue un escape familiar digno de la temporada navideña. "Para nadie es un secreto que muchas familias no tenemos las posibilidades de mantener algunas tradiciones y con este tipo de actividades, por lo menos se nos vuelve a despertar la alegría y eso se agradece", puntualizó Carmen de Castillo.

En resumidas cuentas, los habitantes de esta parte del estado Aragua disfrutaron de un día diferente y pusieron en evidencia el trabajo en equipo que realizan entre ellos como consumidores y sus comerciantes.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...