Cuentas de cáscara de huevo revelan red social de 50 mil años

El análisis de unas cuentas de cáscara de huevo de avestruz revela la existencia de una red social de 50.000 años en el sur de África, según científicos del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, informa este lunes la revista Nature.

Loading...

En un nuevo estudio, los investigadores Jennifer Miller y Yiming Wang destacan los miles de años de conexión de la población en el sur africano, impulsado por los cambios en los patrones de lluvia.

Las cuentas de cáscara de huevo de avestruz son artefactos ideales para comprender las relaciones sociales antiguas, según resalta la investigación que publica la revista británica.

Se trata de los adornos totalmente fabricados más antiguos del mundo, lo que significa que en lugar de depender del tamaño o la forma natural de un artículo, los humanos transformaron por completo las conchas para producir cuentas.

Debido a que diferentes culturas produjeron cuentas de diferentes estilos, los accesorios prehistóricos brindan a los investigadores una forma de rastrear conexiones culturales, según el análisis.

«Es como seguir un rastro de migas de pan. Las cuentas son pistas, esparcidas por el tiempo y el espacio, esperando ser notadas», señaló Miller, autora principal del estudio.

Para buscar signos de conexión de la población, Miller y Wang reunieron la mayor base de datos de cuentas de cáscara de huevo de avestruz, en una investigación que llevó más de una década.

Esta base incluye datos de más de 1.500 cuentas individuales desenterradas de 31 sitios en el sur y este de África, que abarcan los últimos 50.000 años.

Al comparar las cuentas, como el diámetro total, el diámetro de apertura y el grosor de la concha, Miller y Wang encontraron que hace entre 50.000 y 33.000 años, las personas en el este y el sur de África usaban cuentas de huevo de avestruz casi idénticas.

El hallazgo sugiere una red social de larga distancia que abarca más de 3.000 kilómetros.

«El resultado es sorprendente, pero el patrón es claro», dice Wang, coautor correspondiente del estudio.

«A lo largo de los 50.000 años que examinamos, este es el único período de tiempo en el que las características de las perlas son las mismas», resaltó el investigador.

Esta conexión este-sur supone la red social más antigua jamás identificada y coincide con un período húmedo en el este de África.

«Estas pequeñas cuentas tienen el poder de revelar grandes historias sobre nuestro pasado», dice Miller.

«Alentamos a otros investigadores a desarrollar esta base de datos y continuar explorando evidencia de conexión cultural en nuevas regiones», agregó.

elsiglo

Loading...