Cerca de 5.800 desalojados por lluvias en el nordeste de Brasil

Al menos 5.800 personas fueron obligadas a abandonar sus viviendas, de entre las cerca de 100.000 afectadas por las fuertes lluvias que castigan desde el pasado lunes el nordeste de Brasil y que ya obligaron a medio centenar de ciudades a declararse en situación de emergencia.

Loading...
lluvias
FOTO: REFERENCIAL

Según el boletín divulgado este domingo por la Defensa Civil del estado de Bahía, además de 3.744 desalojados; los temporales han dejado hasta ahora 5 muertos y 48 heridos en esa jurisdicción.

La Defensa Civil del vecino estado de Minas Gerais contabiliza una víctima y cerca de 1.900 desalojados.

Las autoridades de ambos estados admiten que las cifras son mayores debido a que los socorristas no llegaron hasta algunas regiones aisladas por las inundaciones tanto en Bahía como en Minas Gerais; en donde carreteras y puentes los destruyeron y los ríos se desbordaron.

Los daños provocados por los temporales fueron observados este domingo tanto por el presidente de Brasil; Jair Bolsonaro; como por el gobernador del estado de Bahía, Rui Costa; dos rivales políticos que sobrevolaron las regiones afectadas en vuelos diferentes mientras que los damnificados se quejan de la falta de ayuda y de coordinación de las autoridades.

Afectados por lluvias

El Gobierno federal de Brasil; anunció el envío de ayudas a los 18 municipios; del estado de Bahía y a los 30 del estado de Minas Gerais que se declararon en estado de emergencia; pero la gobernación de Bahía aclaró que el número de ciudades que necesitan apoyo tan solo en su jurisdicción ya llega a 31.

Bolsonaro anunció el sábado la movilización de las Fuerzas Armadas; la creación de una fuerza tarea integrada por cinco ministerios para atender a los afectados por las lluvias y la liberación de recursos extraordinarios para ayudar a los damnificados.

Según las meteorólogos; el temporal atípico y fuera de época que provocó grandes inundaciones en la región lo causó el choque de un bloque de humedad procedente de la Amazonía con un ciclón subtropical originado en el océano Atlántico.

Las ciudades más afectadas son Jucuruçu e Itamaraju; ubicadas en el sur del estado de Bahía, y que "prácticamente están bajo el agua", según admitió Costa.

"Nuestra prioridad es rescatar a las personas que permanecen en áreas de riesgo, pero, infelizmente, las condiciones climáticas limitan nuestra acciones", dijo el gobernador.

EFE

Loading...