Verstappen y Hamilton se juegan el Mundial desde la primera fila

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) y el británico Lewis Hamilton (Mercedes) se jugarán este domingo, desde la primera fila de la parrilla, el Mundial de Fórmula Uno más emocionante y controvertido de los últimos años, el Gran Premio de Abu Dabi, en Yas Marina, el circuito de la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Loading...
Hamilton
FOTO: REFERENCIAL

Verstappen, de 24 años, que aspira a capturar su primer título y convertirse en el primer piloto de Países Bajos en lograrlo, dominó la calificación al cubrir los 5.281 metros del circuito en un minuto, 22 segundos y 109 milésimas, 371 menos que Hamilton; doce años mayor que él y que apunta a un inédito octavo título, que desharía a su favor el empate que lo une al alemán Michael Schumacher y lo convertiría, estadísticamente, en el mejor piloto de todos los tiempos.

La joven estrella neerlandesa, que podría asimismo obtener el primer título para el motorista Honda desde que lo lograse por última vez en 1991, a bordo de un McLaren, el mítico Ayrton Senna -tres veces ganador del Mundial para Brasil-; completó una sensacional actuación.

Canjeable por su decimotercera 'pole' en la F1 y una buena dosis de optimismo para afrontar una carrera en la que ambos contendientes tomarán la salida con estrategias diferentes: el neerlandés lo hará con el neumático blando, a diferencia de su gran rival, que lo hará con el medio: el que usaron en la segunda ronda de la calificación (Q2).

Mercedes y su ventaja a RedBull

Ambos acabaron la cronometrada principal por delante del inglés Lando Norris (McLaren) -con medios- y el mexicano Sergio Pérez, compañero del ídolo de los Países Bajos, que saldrá cuarto, con las gomas blandas, desde la segunda fila; que, pase lo que pase, será cuarto en el Mundial; y que, aparte de intentar ayudar a su capitán, aún podría anotarse junto a éste -en misión bastante más complicada, pero no imposible- el Mundial de constructores.

En el que Mercedes -que aventaja en 28 puntos a Red Bull- aspira a anotarse un octavo título seguido.

Los españoles corrieron suerte dispar. Carlos Sainz (Ferrari), séptimo en el Mundial, pero que aún podría acabar quinto, arrancará desde esa posición -al lado del otro Mercedes, el del finlandés Valtteri Bottas, sexto-, con blandas.

Sin descartar, en una carrera en la que pudiesen pasar cosas, subirse al podio. Por contra, Fernando Alonso (Alpine) quedó eliminado en la Q2,.

Hamilton y su liderato

El doble campeón mundial asturiano, que fue molestado, según su punto de vista, por el australiano Daniel Riccardo, acabó undécimo la cronometrada principal.

Hamilton, que había lanzado el primer golpe al liderar la tabla de tiempos de los entrenamientos libres del viernes, volvió a marcar el mejor tiempo en el tercero y último este sábado, a la luz del día. Un ensayo en el que mejoró en dos décimas al hijo de Jos -al que en su día ya se midió en pista Alonso -; que 'Checo' acabó cuarto, con Sainz octavo y Alonso decimoquinto.

El finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), último campeón mundial de Ferrari (en 2007) -que, con 42 años, se retirará después de la carrera de este domingo- y el inglés George Russell (Williams), que el año que viene correrá en Mercedes, quedaron eliminados en la primera ronda (Q1), en la que los dos pilotos de la escudería de Brackley marcaron los dos mejores tiempos, con Bottas por detrás de Hamilton; por delante de los Red Bull de Verstappen y Checo.

Pero a partir de ahí todo dio un vuelco. En plena guerra psicológica, fueron 'Mad Max' (con neumático blando) y el bravo piloto tapatío los que marcaron los dos mejores tiempos de la Q2, por delante de 'Sir' Lewis (con medio) y Bottas; en una ronda en la que quedaron fuera otros dos campeones mundiales: Alonso y el alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), que arrancará decimoquinto, cuatro puestos por detrás de él.

Una investigación que traerá beneficios

Fernando apuntó a Ricciardo -décimo este sábado- y 'Seb' hizo lo propio con el francés Esteban Ocon, compañero del genio astur. No sin razón, porque ambos fueron investigados y aún podrían recibir alguna sanción que beneficiaría hipotéticamente al doble campeón mundial.

En la decisiva Q3, Verstappen ganó la primera batalla del cronómetro y la psicológica. Y acabó "feliz". Pero aún queda el combate definitivo, previsto a 58 vueltas, para completar 306 kilómetros.

En los que puede pasar de todo, con la advertencia del director de carrera, el australiano Michael Masi, en las anotaciones previas al Gran Premio, de que cualquier acción antirreglamentaria será sancionada.

En clara referencia a las conjeturas que apuntan a que un nuevo choque que dejase a ambos fuera daría el título al neerlandés; pero teniendo en cuenta no sólo la última gran polémica de Arabia, sino las anteriores de Silverstone (Gran Bretaña), Monza (Italia) y Sao Paulo (Brasil), con distintos culpables según el cristal que se contemplaran las acciones; y que acabaron convirtiendo este campeonato en una auténtica olla a presión.

Hamilton será campeón por octava vez si gana la carrera; si queda por delante de Verstappen y acaba entre el segundo y el octavo puesto; si acaba noveno y 'Mad Max' es décimo sin marcar la vuelta rápida; o si acaba décimo y la joven estrella neerlandesa queda por detrás suya.

Por contra, el 'ejército naranja' vivirá otra jornada de gloria si ve a su gran ídolo coronado, para lo cuál éste debería acabarla carrera por delante de Sir Lewis -nombrado caballero por la Reina Isabel tras igualar a Schumacher-; aunque también le valdría que ambos se retirasen o acabasen fuera de los puntos: o si finaliza décimo con la vuelta rápida y Hamilton no mejora un noveno puesto en Yas Marina.

EFE

Loading...