Ventas industriales de Portugal cayeron un 10,6 % en 2020 por la pandemia

Las ventas de productos industriales y prestación de servicios cayó un 10,6 % en Portugal durante el año 2020 a causa de la pandemia de coronavirus, debido, sobre todo, a la contracción de productos derivados del petróleo y la automoción.

Loading...
Ventas
FOTO: REFERENCIAL

Según divulgó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) portugués, el año pasado hubo un retroceso de las ventas de casi 10.000 millones de euros, hasta los 84.200 millones, frente a los 94.100 de 2019, cuando experimentó una subida del 2,7 %.

Las ventas de productos derivados del petróleo descendieron el 30,8 %, frente a la subida del 0,4 % en 2019.

En el caso de la fabricación de vehículos automóviles, el retroceso en 2020 frente al año anterior fue del 19,3 %, un sector cuyas ventas crecieron en 2019 el 13 %.

Los que no sufrieron el impacto de la pandemia fueron los sectores de la industria tabaquera, que crecieron el 11,1 % en 2020, o farmacéutica, que subió en términos homólogos un 10,3 % .

La producción industrial vendida en el mercado interno portugués descendió el 10,4 % y las ventas para los mercados externos retrocedieron con respecto a 2019 un 11,4 %.

Con respecto a las ventas industriales de Portugal en el mercado interno de la Unión Europea (UE), se registró un descenso del 11,7 %.

Petrobras anuncia la conclusión de las ventas de tres termoeléctricas

La petrolera estatal Petrobras, mayor empresa de Brasil, anunció este lunes la conclusión de la venta de tres termoeléctricas a la Sao Francisco Energia S.A. en un negocio por valor de 61 millones de reales (unos 10,7 millones de dólares).

La venta de las tres generadoras térmicas, localizadas en Camaçari, ciudad en el estado de Bahía (nordeste), fue concluida tras el "cumplimiento de las condiciones precedentes" y su valor ya considera los ajustes previstos en el contrato, según explicó la compañía en un comunicado.

La operación se enmarca en el plan estratégico de desinversiones llevado a cabo por Petrobras; que busca una mejor asignación de su capital "visando a la maximización de valor y mayor retorno a la sociedad".

Las tres unidades del Polo de Camaçari (Arembepe; Bahía 1 y Muricy) tienen una potencia instalada conjunta para generar 329 megavatios (MW) de energía y operan con diesel pero pueden ser adaptadas para funcionar con gas natural.

La compradora, Sao Francisco Energia S.A., es una subsidiaria del grupo Global Participacoes em Energia S.A. (GPE), que, con el negocio, pasará a controlar un total de diez termoeléctricas, distribuidas por el norte y nordeste del país.

En una nota, GPE consideró como "estratégica" la adquisición de las tres plantas debido a que le permitirá "ampliar su cartera de activos de generación; especialmente en Bahía, donde ya opera dos plantas similares".

EFE

Loading...