La cultura como transformación de una sociedad

Es saludable implementar políticas orientadas a rescatar la identidad local, a través de diversas instituciones, cuyo objetivo primordial lo podemos enfocar a la construcción de una imagen regional fundamentada en los elementos reconocibles del arte y la cultura, las tradiciones populares y el turismo. Claves de diferenciación y competitividad con otras regiones del país.

Loading...

as ciudades son un excelente campo de cultivo que acoge iniciativas que difícilmente encontraríamos en otro entorno, tienen suficiente masa crítica con hábitos consolidados que los han ido constituyendo. Las ciudades son el lugar idóneo para desplegar las políticas culturales porque promueven la generalidad de las interacciones humanas, además de ser un mecanismo eficaz de crecimiento personal. En este sentido, la cultura contribuye al desarrollo de una comunidad, creando sociedades más abiertas y cohesionadas. La cultura crea los vínculos entre las personas, para que se reconozcan y se identifiquen como sociedad; sin la capacidad cohesionadora e integradora de la cultura, las ciudades no serían más que un conjunto de edificios fríos que comparten espacio, pero no conviven en él.

Cabe mencionar a los creadores, los artistas, los artesanos, los gerentes culturales, los investigadores, los intelectuales, los promotores de cultura y la comunidad como los protagonistas y agentes dinamizadores del proceso antes mencionado, quienes confieren los rasgos propios y significativos de una cultura, haciendo que perdure en el tiempo.

Asimismo, es importante señalar las políticas culturales como el conjunto de lineamientos y prioridades que orientan la acción de los servicios y las instituciones oficiales para lograr los objetivos relacionados con la promoción y difusión de la cultura. De igual manera, no podemos definir políticas culturales eficaces sin tener en cuenta el entorno físico y humano en el que se producen. Es importante que los gobernantes puedan voltear su mirada para conocer y estar cerca de los ciudadanos y de esta forma atender sus necesidades culturales. Para plantear y evaluar, las estrategias de la actividad cultural desde la voces locales que siempre vienen andando con propuestas individuales y colectivas de los mismo pobladores.

Al respecto, quiero señalar la importancia de los gerentes de la cultura, quienes vivimos con pasión la acción trasformadora e integradora de la cultura y sus diversas manifestaciones. Somos testigos de los procesos de cambio que la acción cultural ejerce en beneficio de la ciudadanía. Y de cómo sus instituciones pueden apoyar planes importantes, estimulando la creatividad, la conciencia, el ocio positivo como alternativa de saber y de crecer, espiritual e intelectualmente, allí donde hay masa crítica para poner en marcha proyectos culturales.

Para abordar esta misión con éxito no son suficientes las emociones y las inquietudes individuales o colectivas, sino que también era necesario, dotar de insumos a los entes culturales que hacen vida en la región. Además, incorporar a los profesionales competentes que pudieran llevar a cabo, junto con equipos de colaboradores, las demandas solicitadas y atender las instituciones culturales de la ciudad, como el Ateneo de Maracay, la Casa de la Cultura, los

Centro Cívicos, el Museo de Arte de Maracay, el Museo de Antropología e Historia, la Biblioteca Agustín Codazzi, la Escuela de Artes Visuales Rafael Monasterios, las Orquestas Sinfónicas, la Escuela de Teatro, entre otras.
Se pueden implementar diversos planes, proyectos y políticas urbanas que utilizan la cultura como principal estrategia de desarrollo social, lo que se podría evidenciar a mediano y largo plazo en la reconversión de infraestructuras ya en deterioro, por la dotación de equipamientos culturales, el cuidadoso diseño de espacios públicos y la promoción y difusión de eventos culturales cada vez más significativos.

En este sentido, es prudente hacer un gran esfuerzo para impulsar todos los entes culturales, para servirse de la cultura como recurso para identificar los aspectos diferenciales del estado Aragua, pero muy especialmente, a su capital la ciudad de Maracay. De esta manera, se puede aprovechar las ventajas comparativas y la singularidad de la ciudad, respecto al resto de la geografía regional y afianzar el tratamiento en lugares simbólicos y representativos de histórica importancia patrimonial, a la par del esfuerzo creador de nuevos lugares, donde se abran otros espacios de lo cultural de la entidad aragüeña.

PONERLE CORAZÓN A LA CULTURA EN ARAGUA
Es saludable implementar políticas orientadas a rescatar la identidad local, a través de diversas instituciones, cuyo objetivo primordial lo podemos enfocar a la construcción de una imagen regional fundamentada en los elementos reconocibles del arte y la cultura, las tradiciones populares y el turismo. Claves de diferenciación y competitividad con otras regiones del país.

En este orden de ideas, también vale mencionar el impacto que debemos darle a la promoción de la música de la costa, manifestación del arraigo popular aragüeño que es necesario darle un reimpulso y apoyo, hoy día hay nuevos públicos para apreciar conciertos de agrupaciones que ya existen y las que puedan surgir en el acontecer regional, por nombrar algunas de tantas y desde luego. De este modo, la política cultural coloca en un lugar destacado a las expresiones populares propias del gentilicio aragüeño, que además han sido objeto de investigación de importantes cultores, dedicados a ese ámbito.

De igual manera, consideramos que el teatro se vuelva a vestir de magia y verbo para dejar lo mejor de cada agrupación teatral en el diario acontecer de las tablas.

No menos importante es la música culta, que requiere de un gran esfuerzo y mirada para que puedan tener su sede más apta y los jóvenes se sientan a gusto en sus respectivos ensayos, me refiero a la Orquesta Sinfónica Juvenil de Maracay, así como a la orquesta Sinfónica de Aragua (OSA) las cuales siempre han estado de la mano de grandes directores.

En la literatura, emprender importantes proyectos con el acompañamiento oportuno de destacados escritores y poetas, quienes consideramos pueden ser atendidos en su justa dimensión. Y no podemos dejar de mencionar el brillo y popularidad de los Diablos Danzantes de Aragua que siempre han resonado en el todo el país multiplicados por el empeño de sus promotores, y hoy día son Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Toda la ciudadanía necesita sentir nuevamente una Aragua mágica, al encontrar expresiones de su cultura entre lo culto y lo popular en cada rincón de nuestra hermosa geografía, plena de gente noble, sencilla y orgullosa de sus expresiones, desde la conciencia del hombre-pueblo que sabe que sin el alimento de la identidad, un pueblo carece de alma.

Los jóvenes quieren expresarse a través del Arte Urbano en su diversidad de presentaciones y el Teatro de la Ópera de Maracay, ser el escenario de una variada programación para y por la comunidad para disfrutar eventos de índole popular y académico, pero producidos con gran calidad

El Museo de Arte Contemporáneo de Maracay Mario Abreu, en el pasado reciente se convirtió en uno de las más importantes del país, su colección requiere una revisión para hacer un diagnóstico de posibles daños a la misma, y ser exhibida en el Museo para el disfrute de toda la comunidad, ya que la misma está conformada por obras de artistas reconocidos del país, definir una gerencia desde la responsabilidad y el compromiso, retomar el Salón Nacional de Arte Aragua, de la misma forma, es necesario retomar el proyecto de la Ganadera, donde funciona la sede del Museo actualmente, desde su diseño original realizado por un reconocido arquitecto venezolano.

Un indicador clave para que las Instituciones caminen de acuerdo a parámetros de calidad para ofrecer un buen servicio, es contar con un equipo de profesionales para desarrollar sus funciones en relación al área del conocimiento que manejan.

EMPRENDER IMPORTANTES PROYECTOS PARA LA CULTURA
Se pueden emprender importantes proyectos destinados a la recuperación y desarrollo de la propuesta cultural, la cultura se puede convertir en la actividad distintiva del estado Aragua para promover la economía, la educación, la salud y el deporte, de igual manera contribuir a consolidar un elevado sentido de pertenencia por el territorio entre sus ciudadanos, a partir de la valoración de la tradiciones, las expresiones populares y el imaginario colectivo representado por sus artistas y cultores.

Dentro de este orden de ideas, se comprende la relación entre cultura, creatividad y planeamiento, desde tres enfoques a saber: la adaptación de los espacios para la acción cultural, el desarrollo de programas que vinculen activamente la cultura con la comunidad para el enriquecimiento espiritual y moral de todos su habitantes y por último, las estrategias de promoción local y nacional, e internacional con las cuales se puede posicionar el estado Aragua como un territorio donde el Arte y la Cultura sea un escenario posible para todos sus habitantes.
ragua es el territorio que siente y palpita el sentir de un pueblo...

YDELISA RINCÓN GONZÁLEZ | elsiglo

Loading...