De disparo en el intercostal asesinaron a bañista en Ocumare

Un joven, de 21 años edad, identificado como José Gregorio López Lozada, de oficio obrero y de condición especial, falleció en el servicio de Emergencia del Hospital Central de Maracay a causa de una herida por arma de fuego.

Loading...

Jesús López, padre, quien acudió este martes a la Morgue de Caña de Azúcar, comentó a los periodistas que el ciudadano dejó de existir este lunes a las 8:00 de la mañana producto de una herida detectada en el intercostal izquierdo.

José Gregorio López Lozada, muerto

Comentó que los hechos de sangre tuvieron lugar en la playa Los Coquitos del sector El Playón, en Ocumare de la Costa.

Refiere el denunciante que el suceso ocurrió a las 2:00 de la madrugada del día domingo y aún agonizante fue trasladado al centro asistencial más cercano.

Ante el cuadro de salud, José Gregorio fue trasladado al Hospital Central de Maracay, donde lo intervinieron quirúrgicamente y en su etapa de recuperación dejó de existir.

Los delincuentes le dispararon con un arma de fuego, calibre 22, y la trayectoria balística le afectó órganos vitales, expresó el ciudadano.

"Desconozco las razones del crimen e igualmente de los autores materiales del mismo. Mi hijo no era una persona de mala conducta, sino un ser de condición especial", expresó.

Se ganaba la vida limpiando posadas y quintas en Ocumare. "Era un muchacho muy tranquilo y la gente lo conocía personalmente", señaló el denunciante.

"No entiendo qué hacía él en ese sector. Tengo entendido que le informaron a mi hijo que no regresara tarde a la casa, ya que El Playón, en horas nocturnas es peligroso. Mucha gente viene de otros pueblos a perturbar la vida de quienes vivimos en Ocumare".

Acotó que los homicidas regresan a la escena del crimen, y cometen sus errores. "Tengo cuatro años viviendo en ese municipio costero y todos nos conocemos, saben quienes son de mala conducta y quienes no", dijo.

"Tarde o temprano sabremos quién mató a mi hijo", agregó el denunciante. "Espero que la muerte no vaya a quedar impune como cualquier otro hecho", dijo.

MANO DURA

Por otro lado, Jesús López aprovechó la presencia de los periodistas para enviarles un mensaje a las autoridades del municipio Costa de Oro, especialmente a su alcalde Wilmer Leal, a ponerle "mano dura a la delincuencia".

"No podemos permitir que desadaptados sociales acaben con el turismo y matando a personas trabajadoras como el caso de mi hijo", dijo el señor López, quien imploró justicia.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...