La Progress MS-17 deja la EEI para hacer espacio al nuevo módulo ruso Prichal

La nave de carga rusa Progress MS-17 se desacopló hoy de la Estación Espacial Internacional (EEI) para hacer espacio al nuevo módulo ruso Prichal (Muelle), cuyo acoplamiento a la plataforma orbital esta previsto para mañana viernes.

Loading...

La Progress se desganchó del módulo Naúka del segmento ruso de la EEI a las 11.23 GMT, informó la agencia espacial rusa Roscosmos.

Al desacoplarse, el carguero retiró el anillo adaptador que permitía el enganche de naves de carga y tripuladas al puerto del Naúka, diseñado especialmente para el acoplamiento del Prichal.

Este nuevo módulo, que tiene una masa de 4,5 toneladas, fue lanzado este miércoles desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), cuenta con un total de seis puertos: uno, el de enganche al Naúka, y los otros cinco para el acoplamiento de naves tripuladas y de carga, así como de nuevos componentes de la EEI.

El Prichal, que no cuenta con propulsión propia, vuela adosado a la Progress M-UM, un carguero modificado especialmente para llevarlo a la EEI, que transporta, además, 700 kilogramos de carga.

El nuevo módulo permitirá ampliar la configuración del segmento ruso de la plataforma orbital y sustituye al Pirs, que estuvo operativo durante casi 20 años, hasta julio del año pasado cuando fue hundido en aguas del Pacífico.

La misma suerte correrá hoy la Progress MS-17, cuyo restos caerán en un lugar alejado de las rutas marítimas.

EFE

Loading...