"Estoy muy agradecida de haber trabajado en The House of Gucci"

La venezolana Ira Fronten, oriunda de El Pao, Puerto Ordaz, nos relató de manera exclusiva su experiencia tras haber compartido set con Lady Gaga y Adam Driver, además de como se prepara día a día para continuar alcanzando sus más anhelados sueños

Loading...


Irma Medina, reconocida como Ira Froten, es una actriz y modelo venezolana que no permite que en su vida los "no" como respuesta, sean una constante y mucho menos que la alejen de su sueño principal: consolidarse en Hollywood.
En exclusiva, nos contó como se preparó para el casting de tan esperado film, además de sus vivencias tanto en Argentina como en Italia, éste último, país en donde reside actualmente y en el que es muy reconocida por la participación en afamadas películas como "El Ministro", entre otras.
A ella la define el creer en sí misma, acción que Lady Gaga le reforzó y por ello se prometió que nunca más olvidaría esas palabras.

¿Qué sentiste cuando te avisaron que fuiste escogida para trabajar en tan esperado film y qué sientes tras el estreno?
- La primera cosa que sentí fue agradecimiento. Recuerdo que recibí la llamada de mi manager cuando me disponía a cenar viendo una serie en la sala de mi casa, eran como las 8:00 de la noche. Cuando yo vi esa llamada me dije, "algo tiene que pasar, para que ella me llame a esta hora", (risas), nosotras somos muy amigas, pero nunca me llama a esa hora. Cuando respondo me dijo, "te quise llamar porque me acaban de avisar que quedaste para la película "The House of Gucci" y yo empecé a decir "gracias Señor, gracias Padre, gracias, gracias, gracias, creo que di tantas gracias que Dios se estaba poniendo ya como basta de tantas gracias. Después me quedé en silencio; no quise decírselo a nadie. Fue al día siguiente que llamé a mi mamá y le conté, después abrí una botella de vino y celebré, festejé y brinqué, porque soy de reacción retardada y son momentos que no voy a olvidar nunca.

Hice todo lo posible para ganar en ese casting. Trabajé ese personaje con un coach que me ayudó a prepararlo y bueno tenía muchas esperanzas y también sabía que el personaje tenía que filmar con Lady Gaga. Desde el principio dije, "esto es para mí", pero dentro de mí también había algo que me decía "con Lady Gaga, no, no creo que lo gané"
¿Cómo fue trabajar con Lady Gaga?


- Cuando llegué al set y vi tanta, pero tanta gente trabajando, al inicio parecía una fiesta de carnaval en el callao (risas), pero en 2 minutos, entendí quien pertenecía a cada reparto de la película de la fotografía, escenografía, asistencia de los actores, y tuve ese gran caos, una gran organización porque pude entender qué hacía cada persona en el set. Yo llegué a ese set como una esponja. La primera vez que la vi fue cuando salí del camerino, porque la primera escena era con esta maravillosa mujer. Apenas la vi a ella con Ridley Scott, en un pasillo en medio de todas esas personas, yo no sabía a quien mirar primero, pero ella me miró con esos ojos potentes que posee y me dijo "Hi" y me sonrío y después Ridley me dijo "Good Morning", ellos después se movieron al marcaje en donde sería la escena y yo muy atenta escuchaba lo que ella le decía y él las indicaciones de lo que tenía que hacer el personaje y yo muy atenta a ello, me adapté a sus sugerencias.

Trabajar con ella fue una emoción muy, pero muy grande. Se siente el profesionalismo que tiene, lo metida que estaba en el personaje y su bondad. Desde el primer día de la filmación se sentía su bondad y cuando hablé con ella, le dije que le había llevado una bufanda hecha por mí, ya que soy apasionada del telar a mano, así que le hice una a ella y a la esposa de Ridley Scott. Le comenté que se la hice llegar con la producción porque no permitían entrar con cosas al set, y ella decía muy emocionada "para mí", y se puso de pie, me abrazó y no sé preocupó por Covid ni por nada, aunque estábamos todos controlados porque nos hacían las pruebas diariamente antes de entrar a grabar, y yo la abracé a ella, todo era así como muy maternal, ella en mi pecho y yo con las manos en la espalda. Cuando nos separamos nos miramos y ambas teníamos los ojos brillantes, le agradecí por todo lo que hace por las personas Lgbtqi+, por las personas afrodescendientes y le pedí que me saludara a Oprah Winfrey cuando la vea de nuevo.

¿Trabajar con ella te dejó alguna enseñanza en particular?

- Si, su determinación, su fuerza, la fe en sí misma. Ella me hizo un gran regalo, porque en un momento cuando estaba un poquito nerviosa, en el que me di cuenta que estaba con la cámara en primer plano, y mira que es difícil que se den cuenta de ello, porque soy muy profesional y trato de que no se den cuenta de mis emociones personales, y ella se dio cuenta de algo; ella salió del set, y yo aproveché de ir a donde los vestuaristas porque el vestido se me había manchado un poquito, y ella me puso la mano en la espalda y al darme la vuelta, era ella. Qué momento tan hermoso. Ella me dice con esos ojos penetrantes que posee "yo creo en ti, yo creo en ti, confía en ti misma, confía en ti misma", yo le dije: "esas palabras no las voy a olvidar nunca", nunca voy a olvidar ese gesto que tuvo, fue como un ángel a través de ella me estaba hablando.


¿Cuál fue la lección que obtuviste de tu personaje?

- La lección que tuve de mi personaje fue la determinación, de transmitir paz, un clima de serenidad, de maternidad, de seguridad a mi alrededor. Es un personaje que es humilde, pero que respeta jerarquías, que trabaja, que transmite, que se goza la vida y ama lo que hace y vive un ambiente de amor.

¿Y de Adam Driver?
- Es una persona que se concentra mucho en su trabajo; considera que nos pasó algo en el set y duraron 2 horas para solucionar el problema y él caminaba de un lado a otro y él me miraba y yo a él, él miraba a otros pero no le hablaba a nadie, y el que estaba allí no era Adam Driver, era su personaje, y yo no me atreví a pedirle ni siquiera un autógrafo o decirle que lo admiraba (risas), pero que hombre tan potente.

Muchas personas creen que llegar a Hollywood es fácil, simplemente por imaginarse que por tener talento, lo lograste; sin embargo; tú nos podrías contar por qué es justamente esa industria a la que deseabas llegar, pero ahora con "The House of Gucci", saboreaste su miel, ¿te dejó con ganas de más? porque ahora estarás bajo muchos reflectores tras este film.

Para llegar a Hollywood, nunca se sabe lo que nos tiene deparada la vida. Hay personas que hicieron una primera película y fueron nominadas de inmediato a los Oscar, pero en mi caso no fue para nada fácil, pero yo hice todo lo posible para que eso sucediera. Yo ya había intentado 3 veces ingresar a la industria y nada; así que me dije que en el próximo casting me iba a preparar muchísimo y trabajé para ganármelo y así obtuve la oportunidad. No es fácil, pero tampoco es imposible y aprendí que la determinación y preparación abre las puertas, uno debe crear las condiciones, nada cae del cielo, salvo algunas excepciones.

-Vamos al pasado por un momento. Eres orgullosamente guayanesa, y mucho más venezolana, pero actualmente esos rechazos que te tocó vivir por ser afrodescendiente, te hizo irte a Argentina y luego a Italia. Esos tragos amargos, ¿cómo los ves hoy en día? ¿Los agradeces?

- Las experiencias para irme de Venezuela como que fue que me llamaron del Miss Venezuela para decirme que no estaba más, y que no llamara al señor Osmel Sousa, no me iba a responder y me trancaron el teléfono, también un día cuando mi papá se fue de mi casa; esos fueron los dolores más grandes de mi vida, entonces en un momento me dije que si quiero ser alguien, tengo que irme de Venezuela; y si fueron tragos amargos que me hicieron más fuerte, porque aquí en Italia tuve que vivir experiencias muchos más fuertes y más dolorosas a nivel personal, y gracias a Dios, dentro de mí ya había parte de fortaleza que había aprendido con mi madre, con mis antepasados, con la resiliencia del venezolano.


¿También fue difícil abrirse paso en ambos países?

- En Argentina no lo fue tanto, me abrieron las puertas, trabajé muy bien. Me senté en programas importantes como en el Gourmet, Much Music Latinoamérica y realicé mi primera película, trabajé en telenovelas y como modelo, realmente mis colegas me trataron muy pero muy bien. En Italia también, el problema de Italia no es con Ira Fronten, es que no reconoce su espacio de multicultura, no le da muchos espacios a los actores afrodescendientes, incluso de otras proveniencias, a diferencia de Francia, Estados Unidos, Inglaterra. Yo pienso que Italia debe reconciliarse con su multiculturalidad para darle oportunidades a las personas de origen diferente y a sus mismos residentes que tienen otra descendencia. Yo considero que Italia debe comportarse mejor con los venezolanos por todo lo que nosotros hicimos por ellos cuando emigraron a Venezuela, que fueron más de 2 millones.

- Llegó el éxito a tu carrera como actriz en Italia, ¿cuánto te exiges para que tu carrera siga en ascenso y qué te permites y no te permites contigo misma para no fallarte?

- No me permito el descuido, estoy siempre atenta a estudiar, a prepararme. No solamente soy actriz, también soy activista por los derechos humanos, hago cursos para entender de feminismo afrodescendiente, para contrarrestar la violencia contra la mujer; de todo para mejorarme como actriz y como persona. Con mi físico, me cuido mucho con lo que como, no me drogo, no siempre estoy trasnochándome, tengo una vida muy sana; trato de conectarme con las buenas energías, rezo mucho, cuando me sucede algo malo, trato de entenderlo y a veces no me da el cuerpo y el alma porque a veces siento que ya no me da más, de verdad no sé de dónde nosotros los seres humanos sacamos tanta fuerza, y a veces yo me sorprendo conmigo misma cuando veo superando el momento, y me veo contenta y sonriente, iluminada, digo, acabo de superar otra batalla. Así sucede tanto con mi vida personal como con la profesional.

¿Qué existe en ti de la Irma joven?

- Las ganas de soñar, de viajar, los deseos de siempre verme bien. De Venezuela, de sentirme orgullosa de haber nacido allí, de imaginarme cuando jugaba chiquitica, me imaginaba una tienda con los clientes imaginarios siempre y voy a ello cuando necesito conectarme. Recordar el levantarme con el olorcito de la arepa y el café con leche de mi mamá. Aún conservo eso dentro de mí.

¿Y tu corazón cómo se encuentra?

- Mi corazón se encuentra muy amado con tantas amistades, con tantas personas que me quieren, con mi madre y mis hermanas las tengo felices, porque somos una familia humilde, pero echadas para adelante, gracias a Dios. Siempre las ayudo y actualmente sufro porque no puedo hacerlo como quisiera por la actual inversión que estoy haciendo.

Por otro lado, solo, porque me he casado dos veces, pero no ha llegado realmente el amor de mi vida, y ha sido como pisar estiércol descalza (risas), pero tengo fe que Dios me enviará una persona maravillosa, igual me considero una persona feliz, me doy mucho amor propio.

¿Nos podrías contar sobre algún proyecto en el que estés trabajando actualmente?

- Actualmente me estoy preparando para actuar en una serie de Amazon Prime, pero no puedo decir todavía el nombre ni de que se trata, existe de por medio un contrato de confidencialidad.
¿Extrañas a Guayana y a Venezuela?

- Sí, sí, sí, sí, absolutamente sí. Yo quisiera tener un apartamento en Puerto Ordaz, ¿No hay nadie que me regale un apartamento en Puerto Ordaz? (risas) con vista al río, a La Llovizna, en donde pasé tantos momentos hermosos con mi papá bañándonos en el río. Extraño esa brisita de las tardes, extraño a mi barrio La Gallina, a los vecinos, a la iglesia del Buen Pastor, mi madre, estar en el patio, a los vecinos poner música, el amor, la parte bella de Venezuela, las raíces, El Pao, donde nací, es un lugar donde no pasé mucho tiempo, pero cada vez que voy es un paraíso y es todo verde, rodeado del río, es hermoso.

- Háblame un poco sobre tu venida a Venezuela a la UCAB. Esa experiencia con los alumnos de la universidad.

- Yo fui a pasar dos meses para estar con mi madre, para pasar las navidades, tenía años que no pasaba las navidades con mi viejita, y en vez de mandar ayuda, decidí compartir con ella. Pero como soy una de esas personas que no puede estar sin hacer nada, quise hacer algo para dejarles algo a los jóvenes allá y le propuse a la universidad para realizar esta Master Class de actuación de cine y fue un éxito. Fue una de las experiencias más hermosas en mi país. La universidad me puso a disposición todos los estudios y esos estudios no tienen nada que envidiarle a los de aquí en Italia y sería excelente volver a repetir esa experiencia, vía Zoom quizás, desde aquí, pero ahora yo tengo mucho más que transmitir y gracias a "The House of Gucci", en febrero una coach venezolana que reside en Orlando, me pidió dar una materia de coaching para futuras mujeres coaching y les hablaré mi método y cómo reforzar la imagen personal partiendo desde adentro, y no desde el exterior, porque de acuerdo de cómo te sientes por dentro, puedes manejar tu imagen exterior. Le pido a Dios y sueño con protagonizar una película, que me lleguen más proyectos, trabajar con un cast estelar en Latinoamérica, quiero volver a trabajar en español, y no sé si deje Italia, pero quisiera estar más cerca de mi mundo y de mi madre que ya tiene 84 años. Muchas gracias a ustedes por esta entrevista y a todos los que la están leyendo, que Dios los bendiga.

CINEMATOGRAFÍA

EN ARGENTINA
* VJ del canal MuchTV.
* Presentadora de El Gourmet y en diversas series y novelas
EN ITALIA
* Il ministro (2017)
* Un fidanzato per miamoglie (2014)
* All human rightsforall (2008)
* Series como L'amore non basta quasi mai (2016), Un passo dal cielo (2011), Due mamme di troppo (2009), Don Matteo 6 (2008).

BETHLILIANI SULBARÁN CORTEZ | elsiglo

Loading...