Copa Davis Franceses, británicos y checos, con ganas de ir a Madrid

Los equipos de Copa Davis de Francia, Gran Bretaña y República Checa, que ya saben lo que es ganar esta competición, afrontan su debut en el grupo C de las finales de 2021 resignados a tener que jugar sin público en la subsede de Innsbruck (Austria) y con ganas de avanzar a las semifinales, lo que les obligaría a viajar a Madrid, donde sí habrá espectadores en las gradas.

Loading...
Davis
FOTO: REFERENCIAL

Sebastién Grosjean, Leon Smith y Jaroslav Navrativ, los respectivos capitanes, coincidieron este miércoles en que los jugadores tendrán que "hacer un esfuerzo" para recrear la atmósfera mágica de la Davis en las pistas vacías del Olympia-Halle de la localidad alpina, debido a la situación de la pandemia en Austria.

En una conferencia de prensa conjunta, los tres compartieron sus recuerdos de pasadas victorias en la Copa, admitieron que la triple sede es la mejor opción bajo las actuales circunstancias e invitaron a abrir un debate sobre el formato de la competición en la etapa pos-covid.

"Nos vamos a perder la atmósfera de la Davis, sin público y en el banquillo con la mascarilla. Pero ya pasó cuando se retomó la competición tras la pandemia y haremos un esfuerzo", afirmó Grosjean, ganador del título como jugador en 2001.

"La situación en Innsbruck es la que es y tememos que lidiar con ello y buscar la ocasión de ir a Madrid", dijo el capitán francés, que consideró que de cara al futuro "habrá que poner todo sobre la mesa y ver qué es lo mejor para este deporte".

Para Jaroslav Navrativ, capitán checo desde 2006, jugar a puerta cerrada "no es bueno, sobre todo para los jugadores".

"El grupo es muy duro", añadió. "Venimos con jugadores jóvenes que espero que adquieran mucha experiencia",

Copa Davis con retornos

Los checos, que regresan a la primera división de la Davis pero ahora sin sus grandes referentes Radek Stepanek y Tomas Berdych, debutarán este jueves antes Francia y jugarán el domingo ante Gran Bretaña. Franceses y británicos se medirán el sábado. El campeón del grupo pasará a cuartos, así como el segundo si es uno de los dos mejores entre los seis grupos.

Leon Smith, al frente del equipo británico desde 2010, ganador en 2015, semifinalista en 2016 y cuartofinalista en 2014 y 2017, señaló que le resultará extraño jugar la Davis sin público y que para sus convocados será "un reto" porque son conscientes de que en los partidos de Madrid y Turín sí habrá seguidores.

"Pero están muy orgullosos de representar al país y aun así es una competición grande para ellos y jugaremos con el sentimiento de ser una familia", indicó.

Smith apuntó que le llegan comentarios sobre el futuro formato de la competición y, sin saber cuánto se ajustan a la realidad, su impresión es que "tiene que establecerse un diálogo abierto sobre lo que viene después".

En este diálogo, subrayó, es importante tener en cuenta todas las voces "antes de tomar alguna decisión".

La premisa debe ser, dijo, mantener "la gran atmósfera" de la Davis, que es "la motivación" principal de los jugadores. EFE

Loading...