Isabel Santos y el informe preliminar sobre las elecciones municipales y regionales

Isabel Santos, jefa de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE), presentó este martes el informe preliminar de las elecciones de alcaldes y gobernadores en Venezuela, en el que los expertos aseguraron que los comicios se desarrollaron con más garantías en comparación con procesos de años anteriores. Señaló, sin embargo, algunas de las irregularidades que documentó su equipo de expertos en los 23 estados del país y en el Distrito Capital el domingo 21 de noviembre.

Loading...
Santos
FOTO: REFERENCIAL

“Las elecciones se han implementado en mejores condiciones en comparación con procesos electorales anteriores. El Consejo Nacional Electoral, que fue renovado en mayo de 2021, es visto como la administración electoral más equilibrada que ha tenido Venezuela en los últimos 20 años, lo que es clave para reconstruir la confianza en la vida política”, dijo Santos desde el Hotel Eurobuilding de Caracas.

La europarlamentaria, del Partido Socialista de Portugal, afirmó que los cinco rectores del Poder Electoral venezolano (tres del chavismo y dos de la oposición) lograron mejoras en los componentes técnicos de las elecciones a través del diálogo interno, además de ejecutar los preparativos de manera eficiente y como estaba previsto.

Campaña: uso de recursos del Estado

Pero, agregó, la campaña política estuvo marcada por el uso extendido de recursos del Estado y, pese a que el marco legal establece una potestad sancionatoria en materia de financiación y publicidad de las campañas, el Consejo Nacional Electoral no sancionó las infracciones que se cometieron.

Sin anticipar las recomendaciones que la Misión de Observación Electoral proporcionará, Santos señaló que esto demuestra que el Poder Electoral necesita ser reforzado en sus poderes sancionatorios.

Falta de independencia judicial

Los expertos de la Unión Europea, de acuerdo con el informe preliminar sobre las elecciones en Venezuela, pudieron constatar la falta de independencia judicial, la no adherencia al Estado de derecho y que algunas leyes aceptaron la igualdad de condiciones y la transparencia de elecciones.

Señaló que en el terreno estrictamente electoral se han dado inhabilitaciones arbitrarias de candidatos por vía administrativa y se han suspendido o retirado a los dirigentes y miembros más reconocidos de algunos partidos, así como el control de sus símbolos y de la tarjeta electoral.

Agregó Santos que las leyes de los medios de comunicación y las amplias disposiciones legales sobre los delitos de odio obstaculizaron la libertad de expresión y el derecho a la información.

Puntos rojos en centros de votación

La Misión de Observación Electoral, subrayó Santos, fue testigo del establecimiento de puntos de control, conocidos como puntos rojos, en los 23 estados del país y en el Distrito Capital, a pesar de su prohibición explícita por el Consejo Nacional Electoral.

Isabel Satos, jefe de la MOE-UE

También lamentó el asesinato de un votante cuando hacía la cola en la entrada de su centro de votación en el estado Zulia. “Un atentado en el que resultaron heridas otras personas, además hemos recibido noticias de otras agresiones a un observador electoral y a dos defensores de los derechos humanos en Lara. Actos como estos no tienen cabida en un proceso democrático”, manifestó.

“Una misión independiente, neutral e imparcial”

Isabel Santos dijo que ha habido muchas especulaciones sobre la naturaleza de la Misión de Observación Electoral y aclaró una vez más que se trata de un grupo independiente, neutral e imparcial.

“Todos nuestros observadores, sin ninguna excepción, se han apegado al código de conducta. Esto significa que se han comprometido a respetar la soberanía del país y sus leyes, y mantener una estricta imparcialidad política y no interferir en los procesos electorales. La Misión de Observación Electoral no es un instrumento de injerencia en la vida interna de los países, solo los venezolanos y nadie más, en un proceso de diálogo político integral, pueden decidir el futuro de su país”, manifestó.

Santos y los Puntos Rojos

También advirtió que el informe no puede ser objeto de instrumentalización política y que el documento se trata de una aproximación técnica al contexto y al momento electoral vivido, lo que consideró como una herramienta útil para mejorar los futuros procesos electorales en el país.

“Combatiremos cualquier intento interesado de interpretar esta declaración a favor de intereses partidistas con los que no tenemos nada que ver”, expresó.

Santos: Una prueba crucial para el regreso de la oposición

Santos destacó la participación de un sector importante de la oposición venezolana en los comicios, luego de que la dirigencia llamara a la abstención desde las regionales y municipales de 2017.

“Las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre fueron una primera y crucial prueba para el regreso de la mayoría de los partidos de la oposición a la competición electoral en Venezuela”, consideró.

“La Unión Europea seguirá observando. Volveré a Venezuela a finales de enero y principios de febrero para presentar el informe final de la Misión, que incluirá un análisis completo, así como recomendaciones y posibles reformas para mejorar futuros procesos. Ese informe será también público”, añadió.

La Misión de Observación Electoral ha operado en Venezuela desde el 14 de octubre pasado. En total, se desplegaron 136 observadores provenientes de 22 Estados miembros de la Unión Europea, Noruega y Suiza. Todavía quedan etapas críticas por incluir en el informe, como la finalización del escrutinio y la resolución de posibles impugnaciones.

Durante la jornada electoral los observadores estuvieron presentes en los 23 estados de Venezuela y en el Distrito Capital. Visitaron 605 centros de votación que abarcaron más de 1.318 mesas electorales. El alcance de esta Misión, manifestó Santos, les ha permitido tener una visión completa del proceso electoral.

EFE

Loading...