Vendían packs para contraer Covid-19 en Países Bajos

A pesar de que los Países Bajos supera el 70% de población con la pauta completa de vacunación, algunas personas siguen siendo reticentes. Ya sea por desconfianza a las autoridades, miedo o incluso motivos religiosos, cerca de millón y medio de personas no quiere vacunarse. Creen que de contagiarse de coronavirus, evitarán vacunarse.

Loading...

En este contexto nació el Kit Corona, que empezó a venderse por una página web. Ya no está operativa y las autoridades están investigando quién estaba detrás, aunque algunos tuits explicaban que por 33,50 euros, el interesado podía ingerir un líquido con el patógeno para contagiarse de coronavirus. Además, el pack contenía también un test de antígenos para que la persona pueda confirmar que se ha contagiado.

»El virus que usted recibe no tiene más de tres meses, por lo que puede estar seguro de que también contiene las últimas mutaciones y variantes», afirmaba la información del kit. Según los detalles explicados en algunos tuits y recogidos por 20Minutos, las instrucciones se basaban en vaciar el contenido del líquido infectado en un vaso de agua, dejarlo durante segundos en la boca y tragarlo después.

La Inspección de Salud y Atención Juvenil (IGJ) en Países Bajos ha tenido que pedir a los más jóvenes que no compren el Kit Corona o packs parecidos para contagiarse de coronavirus adrede. Han anunciado, a un año y medio del inicio de la pandemia,que es peligroso infectarse intencionadamente con el coronavirus. «Al hacerlo, te pones en peligro a ti y a los demás. La Inspección de Salud y Atención a la Juventud está, por tanto, indignada por las iniciativas que ofrecen esta posibilidad. El coronavirus es peligroso. Puedes enfermar gravemente».

El problema no está solamente en las consecuencias que puede tener la enfermedad -no solamente para gente de edad avanzada- sino en cómo contagiarse de coronavirus deliberadamente puede provocar nuevos casos. Y, con ello, posibles hospitalizaciones en un momento en el que el sistema sanitario está empezando a estar saturado por la ola que enfrentan los Países Bajos.

La inspectora general del IGJ, Marina Eckenhausen, ha descrito la situación como una «bofetada»para todos aquellos que se han comprometido a luchar contra la pandemia durante todo este tiempo. También para los familiares de las víctimas del coronavirus. «Se puede infectar a otros, quienes a su vez pueden enfermar gravemente», dijo Eckenhausen sobre la «actitud negligente» que pone en peligro la salud pública.

elsiglo

Loading...