EEUU ofrece a países de África inversión sin "deudas que no pueden manejar"

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, afirmó este sábado en Dakar que su país está dispuesto a hacer inversiones en los países de África sin "deudas que no puedan manejar", en el último día de su primera gira por el continente.

Loading...
 África
FOTO: REFERENCIAL

Blinken firmó hoy en la capital de Senegal, adonde llegó este viernes procedente de Nigeria, varios contratos para construir infraestructuras con el Gobierno senegalés valorados en unos 1.000 millones de dólares.

"Nuestros proyectos en Senegal, y para mí esto es lo más importante, están basados en nuestros valores que compartimos como democracias, como la transparencia, la rendición de cuentas, el Estado de derecho, la competencia y la innovación", subrayó en rueda de prensa.

"Esperamos crear empleos locales, proteger a los trabajadores y al medio ambiente y reducir la corrupción, y todo ello sin cargar a los países con deudas que no pueden manejar", añadió el jefe de la diplomacia estadounidense.

BLIKEN CON ÁFRICA

Blinken hizo este anuncio tras asegurar este viernes que el Gobierno estadounidense busca una "cooperación más eficiente" con África que trate al continente como un "gran poder geoestratégico", pero también con críticas veladas a los acuerdos de infraestructuras de China en la región, que han generado abultadas deudas en las arcas de muchos países africanos.

Alertó de que esos acuerdos pueden ser, en ocasiones, "opacos, coercitivos, cargar a los países con una deuda inmanejable, ambientalmente destructivos, y no siempre benefician a las personas que realmente viven allí".

"Haremos las cosas de una manera diferente", zanjó Blinken.

Estos comentarios se producen en un momento en el que China, que arrebató el liderazgo económico de Washington en África en 2009, mantiene su posición de principal socio comercial del continente africano de una manera cada vez más indiscutible.

A finales de este mes, Senegal acogerá una importante cumbre entre África y China que tratará de reforzar la cooperación entre ambos bloques y apostar por un desarrollo sostenible.

GOLPE DE TIMÓN EN ÁFRICA

Este viaje ha estado marcado por la voluntad del presidente de EEUU, Joe Biden, de restaurar las relaciones de Washington con África, un golpe de timón respecto a la Administración de Donald Trump, quien mostró poco interés en este continente.

En sus discursos, el secretario de Estado repitió una idea que Biden ya pronunció durante su campaña electoral; cuando el entonces candidato presidencial prometió mejorar los vínculos de la Casa Blanca con África de una "manera respetuosa para ambas partes".

Según Blinken, EEUU "no puede lograr sus objetivos mundiales, ya sea terminar la pandemia de covid-19, construir una economía global fuerte e inclusiva,;combatir la emergencia climática o revitalizar la democracia y defender los derechos humanos,;sin el liderazgo de gobiernos; instituciones y ciudadanos africanos".

El diplomático anunció este viernes en Nigeria la intención del Biden de convocar una cumbre con los líderes africanos, si bien no adelantó ninguna fecha.

CRISIS AFRICANAS

Además, Blinken abordó temas sensibles que preocupan a la Casa Blanca; como la guerra en Etiopía, el golpe de Estado militar de Sudán; con decenas de protestantes muertos en las últimas semanas en protestas reprimidas por las fueras de seguridad; o la proliferación del "autoritarismo" en todo el mundo y en África en particular.

De hecho; empezó su gira en Kenia el pasado miércoles con un llamamiento contundente para que el Gobierno etíope y los rebeldes de la región norteña de Tigray ;negocien "un cese de las hostilidades sin precondiciones".

Reiteró que "no hay solución militar para este conflicto" y urgió a las partes a sentarte "pronto" en una mesa para resolver sus "diferencias".

Un día más tarde y desde Nigeria; el jefe de la diplomacia estadounidense; se declaró "profundamente preocupado" por la respuesta de los militares de Sudán contra los manifestantes y exigió el fin de la violencia.

"El pueblo de Sudán ha dejado claro en repetidas ocasiones sus aspiraciones por la democracia (...). Eso es lo que quieren y eso es lo que apoya la comunidad internacional", subrayó Blinken.

El diplomático norteamericano dedicó hoy sus últimas horas en Dakar a criticar la posible presencia de mercenarios rusos en Mali.

"Sería especialmente desafortunado si actores externos se involucrasen (en la situación de Mali) para hacer las cosas todavía más difíciles", aseveró.

Blinken se refirió al despliegue de mercenarios rusos de la compañía paramilitar Wagner; con los que el Gobierno de Transición de Mali; en una situación de gran inestabilidad y dos golpes de Estado en menos de un año; lleva a cabo controvertidas negociaciones para que entrenen al Ejército del país africano.

Mali "es un eje para la estabilidad futura en el Sahel. Estamos profundamente preocupados por su estabilidad y los tentáculos del extremismo y el terrorismo que están extendiéndose en la región"; agregó el secretario de Estado, en una rueda de prensa conjunta con la ministra de Asuntos Exteriores de Senegal, Aïssata Tall Sall.

EFE

Loading...