IBM supera la barrera de los 100 cúbits con su procesador cuántico

La multinacional estadounidense IBM reveló este martes su procesador cuántico ‘Eagle’, el primero que supera la barrera de los 100 cúbits en potencia de cálculo y que debe abrir las puertas al desarrollo de computadores capaces de lograr hitos imposibles para ordenadores convencionales.

Loading...

La firma de Armonk (Nueva York, EE.UU.) realizó la presentación en el marco de su conferencia IBM Quantum Summit, celebrada de forma virtual este martes, justo un día después de que los medios especializados adelantaran la noticia del primer procesador de 127 cúbits (bits cuánticos).

«La llegada del procesador ‘Eagle’ es un paso de gigante hacia el día en que los ordenadores cuánticos puedan superar a los clásicos para llevar a cabo tareas útiles», indicó el vicepresidente y director de investigación de IBM, Darío Gil.

La firma pionera de la computación y líder en ventas de ordenadores durante décadas ha visto cómo en los últimos años perdía relevancia y cuota de mercado a pasos agigantados, pero confía en que sus éxitos en la computación cuántica le permitan regresar con fuerza y liderar un sector que se prevé clave para los próximos años.

Del mismo modo que un bit es la unidad de procesamiento básica de un ordenador clásico, la de los cuánticos son los cúbits y, en lugar de funcionar con un sistema de numeración binaria (de dos valores, 0 o 1), en un ordenador cuántico los valores pueden ser el 0, el 1 o cualquier proporción entre el 0 y el 1.

Esto dispara las posibilidades de interacciones y operaciones con respecto a la computación tradicional, y su aplicación en sectores tan diversos como la investigación médica o la logística podría revolucionar completamente el funcionamiento de estos campos.

COMPUTACIÓN CUÁNTICA, EL FUTURO

Pese a ser los primeros en superar la barrera de los 100 cúbits, IBM no es la única gran empresa tecnológica que tiene en la computación cuántica su apuesta de futuro.

A finales de 2019, Google anunció que había logrado la supremacía cuántica tras conseguir la realización en 200 segundos de una operación para la que un computador tradicional hubiera requerido 10.000 años, y lo hizo con un ordenador de 54 cúbits.

Cuando apenas había trascendido este hito, IBM aseguró efectuar el mismo cálculo con un ordenador tradicional en únicamente dos días y medio y con unos resultados más fiables, poniendo en duda la relevancia de lo logrado por su competidor.

Solo unos meses más tarde, en 2020, IBM presentó una hoja de ruta para la computación cuántica que pasa por alcanzar los 433 cúbits en 2022, y los 1.121 en 2023.

El anterior procesador de IBM, presentado en 2020 y bautizado ‘Hummingbird’ tiene 65 cúbits, y el de 2019, ‘Falcon’, es de 27 cúbits.

Para superar la barrera de los 100 cúbits (algo tremendamente complejo, dada la naturaleza indomable de las partículas cuánticas), los investigadores de IBM se sirvieron del diseño en la disposición de los cúbits para reducir errores y de una arquitectura que permite rebajar el número de componentes necesarios.

Las nuevas técnicas empleadas en ‘Eagle’ colocan el cableado de control en varios niveles físicos dentro del procesador y mantienen los cúbits en una sola capa, con lo que se mantiene un alto nivel de calidad.

«IBM sigue innovando con rapidez en diseño de hardware y software cuántico, construyendo caminos para que las computaciones cuántica y clásica se fortalezcan entre sí y creando un ecosistema global que es imperativo para el crecimiento de la industria cuántica», apuntó Gil en la presentación.

La empresa neoyorquina espera que este avance les ayude a salir de la espiral descendiente en que se encuentra su negocio, que en los primeros 9 meses de 2021 redujo sus beneficios en un 19,5 %.

EFE

Loading...