Cartas de amor llegan a su destinataria ¡60 años después!

Chelsey Brown tiene 28 años, es de Nueva York y tiene una particular afición: recorre mercadillos para recuperar objetos, fotos o textos antiguos y perdidos. Comienza, entonces, una investigación para dar con sus dueños y devolverles esas pertenencias. Un hobbie que le hace vivir historias tan bonitas como las de la mujer que recibió unas cartas de amor enviadas… ¡hace sesenta años!

Loading...

La recolección de Chelsey se lleva a cabo con algunas condiciones: deben ser objetos que tengan, como mínimo, cien años de antigüedad. No obstante, con estas cartas de amor hizo una excepción porque, según explica, cuando las vio supo que “eran algo especial”.

No ha sido lo único diferente en esta misión: hasta ahora ha podido entregar unos 200 recuerdos de todo tipo a los descendientes de los dueños. Teniendo en cuenta la cantidad de años que atesoran, es complicado dar con los propietarios originales. Esta ocasión ha sido la primera en la que Chelsey ha podido devolver un artículo directamente a alguien que todavía vivía.

elsiglo 

Loading...