Curtis, el bebé prematuro más pequeño del mundo pesó al nacer 420 gramos

Curtis Means es el niño más prematuro del mundo, según lo acaba de constatar el Guiness de los Récords. Nacido a las 21 semanas y un día de gestación, en un embarazo gemelar, pesó escasos 420 gramos.

Loading...
Curtis
FOTO: REFERENCIAL

Su madre, Michelle Buttler se puso de parto el 4 de julio en Alabama (EE UU). Nacieron una niña y un niño, pero solo sobrevivió el pequeño Curtis, quien requirió cuidados especiales desde el primer minuto de vida.

Nunca antes de este bebé había sobrevivido alguien tan pequeño, según han confirmado sus médicos, que al nacer cifraron sus posibilidades de supervivencia en un escaso 1%.

"Poder llevar finalmente a Curtis a casa y sorprender a mis hijos mayores con su hermano menor es un momento que siempre recordaré", reconocería en un comunicado su madre Michelle Butler, residente en una zona rural de Eutaw, Alabama.

"He estado haciendo esto durante casi 20 años, pero nunca había visto a un bebé tan joven tan fuerte como él", expondría el doctor del servicio de neonatólogos Brian Sims que atendió el parto de Curtis.

CURTIS, UN BEBÉ GUINESS

"No sabemos qué le deparará el futuro a Curtis, ya que no hay nadie más como él. Comenzó a escribir su propia historia el día que nació.

Esa historia será leída y estudiada por muchos y, con suerte, ayudará a mejorar la atención de los bebés prematuros en el mundo", aseguró.

Curtis peleó tanto, dicen los especialistas que le trataron en el centro médico, que sorprendió a todos los expertos.

El bebé estuvo en una UCI pediátrica 275 días atendido por enfermeras, médicos y nutricionistas. Y permaneció junto a su madre todo el tiempo. Curtis tiene 16 meses de vida y sigue siendo un superviviente.

Su alta hospitalaria solo ha sido posible manteniendo un tratamiento personalizado y equipo especial, como oxígeno embotellado. Su madre lo describió en su inscripción en el Guiness como un "niño muy inquieto".

EFE

Loading...