Nino Martínez lleva al cine a Liborio, mezcla de Cristo, Che y Bob Marley

Olivorio Mateo Ledesma (Papá Liborio) es una de las figuras más fascinantes de la República Dominicana. Tras desaparecer en 1908 durante una semana, volvió reconvertido en curandero, profeta y guerrillero, y, por primera vez, su historia es llevada al cine como un personaje que es una mezcla entre Cristo, el Che y Bob Marley.

Loading...
Nino Martínez lleva al cine a Liborio, mezcla de Cristo, Che y Bob Marley
Foto: Referencial

Así lo define Nino Martínez, el director dominicano afincado hace años en Madrid, que ha presentado su película en el Festival de Cine de Sevilla, (sur), en su sección ‘Nuevas olas’, y se ha felicitado de sacar adelante un proyecto del que le atrajo “la complejidad del personaje, la cantidad de claroscuros que presenta la historia, la vida de alguien lleno de contrastes”.

En una entrevista con EFE, Martínez ha recordado que todo lo que se ha escrito sobre esta persona “se posiciona a favor o en contra”, quizás “por el hecho de que sea un campesino iletrado, negro, pobre, lo que hizo que una parte de los historiadores, sobre todo los que comenzaron a estudiarle, hablaran bastante mal de él”.

Si embargo, en los años 70-80 “hubo una especie de reivindicación de Liborio como símbolo de la lucha campesina”, y comenzó a ser más conocido como alguien que “significa mezcla de culturas, de religiones, de lo que tenemos en el Caribe y en la República Dominicana en especial”.

FIGURA DE LIBORIO SEGUIDA POR MILES DE PERSONAS

La figura de Liborio es seguida por miles de personas aún hoy, que tienen casi como dogma de fe sus canciones y rituales.

“Coinciden muchos factores en ese momento, como que llegan los americanos, y el capitalismo entra de frente”, lo que hace que la tierra comienza a legislarse, “y el campesino comienza a dejarla, comienza a migrar a la ciudad, a círculos de periferia de pobreza que todavía hoy están en Santo Domingo”, y ganan valor conceptos como "la esperanza del pobre, la que nunca muere, capacidad del mito, del triunfo del desvalido”.

La película supone el debut en un largometraje de la dominicana Fidia Peralta; quien ha subrayado que fue todo un desafío meterse en el personaje de Altagracia, un papel dramático muy alejado; “de lo que hago en mi día a día, que es humor en las redes sociales; con lo que interpretar el papel fue como salir de mi zona de confort”.

De hecho, cuenta como anécdota que, cuando hizo el casting, se marchó a Perú a realizar otro trabajo, pero cuando estaba llegando al aeropuerto le llegó un mensaje al teléfono que le decía que había obtenido el papel; lo que se tomó como “un regalo de la vida tras 18 años tocando puertas”.

Nino Martínez se ha rodeado para hacer la película de un elenco en el que también están Karina Valdez; Ramón Emilio Candelario, Jeffrey Holsman, Freddy Ginebra y Anderson Mojica; y se ha mostrado muy satisfecho de traer al Festival de Cine de Sevilla; una película que fue estrenada en el Festival de Cine de Rotterdam; (la Tiger Competition).

Nacido en 1976, estudió en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y en la EICTV de San Antonio de los Baños; en Cuba, donde posteriormente coordinó el departamento de edición.

Tras mudarse a España comenzó una prolífica carrera como editor en premiados largometrajes de ficción y documentales; además de crear en su país la productora cinematográfica Balsié Guanábana Macuto; en asociación con Fernando Santos y Guasábara Cine para producir ‘Liborio’; que es su primer largometraje como director.

EFE

Loading...