Murió hombre al incendiarse su residencia en La Maracaya

A las 9:30 de la mañana de este miércoles en el servicio de Cuidados Especiales del Hospital Central de Maracay, falleció un ciudadano que sufrió quemaduras en 90 por ciento de su organismo.

Loading...


Se llamaba José Coromoto Angarita Lactuchet, de 72 años de edad, quien era pensionado del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, según la información revelada por sus hermanas Yajaira Angarita y Beatriz Angarita, quienes se acercaron en la mañana de ayer al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, con sede en Caña de Azúcar a tramitar la entrega del cadáver para su cristiana sepultura.

Manifestaron que el siniestro ocurrió a las 2:00 de la madrugada del miércoles, cuando en la casa marcada con el número 85 del pasaje Atamaica del sector La Maracaya, en la ciudad de Maracay, se encontraban durmiendo tres personas y una de ellas es paciente de Parkinson, e inesperadamente se originó un cortocircuito.
Sospechan ellas que el fuego habría comenzado en la toma de una tablet. Se quedó conectado un dispositivo electrónico y posiblemente a causa del recalentamiento se produjo el siniestro.

Así quedó la vivienda
"Mi hermana como pudo, salió ilesa del suceso y toda desesperada corrió hasta el fondo del patio de la residencia, y el paciente que sufre de Parkinson ayudó a José Angarita", afirmaron las ciudadanas.

Agregaron que el herido fue trasladado al Seguro Social de San José, en las inmediaciones del Terminal de Pasajeros, y allí le dieron largas al asunto para atenderlo.

Para referirlo al Hospital Central de Maracay, hubo que esperar más de dos horas por una ambulancia y da lástima como en Aragua no haya disponible una ambulancia para atender los traslados de urgencia.

De tanto insistir, Angarita Latuchet fue aceptado en el Hospital de Maracay, pero no aguantó y dejó de existir a las 9:30 de la mañana del miércoles, dijeron las profesoras.

Yajaira Angarita y Beatriz Angarita ofrecieron declaraciones a los periodistas

Posteriormente el cadáver fue trasladado al Servicio de Emergencia del Hospital Central de Maracay para la autopsia de ley.
Más adelante, las hermanas Angarita señalaron a los periodistas que el fuego consumió en su totalidad la vivienda y todo lo que había allí se achicharró.

Los bomberos llegaron rápido al sitio del suceso, pero no hubo chance de salvar los objetos materiales. La candela consumió todo lo que consiguió a su paso.

Vale comentar que el caso quedó bajo averiguación de las autoridades pertinentes, y la hipótesis que cobra mayor fuerza es la de un accidente fortuito.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...