Terminó en la cárcel por confrontar a sacerdote

Un desagradable hecho se registró en el estado de Washington, después de iniciarse una pelea cuando miembros de la congregación sacaron a un hombre sin mascarilla, a quien el sacerdote católico había pedido que se fuera.

Loading...


El padre Paúl Brunet dejó de leer un salmo para amonestar a un hombre arrodillado frente a él. "Estás cometiendo una infracción", le dijo.

Luego dijo a los demás asistentes en la parroquia de St Frances Cabrini, en Lakewood, Washington, que llamaran a los guardias de seguridad.

El hombre sin mascarilla se acercó al púlpito y dijo, "quítenme las manos de encima", mientras el sacerdote se sentaba. Previamente ya le habían dicho que no ingresara a la iglesia porque estaba infringiendo las reglas del estado y del condado que establecen que las personas deben usar mascarilla en el interior de los edificios. El hombre le dijo al sacerdote que "no estaba cometiendo una infracción".

"¿Alguien puede llamar al 911?", preguntó el sacerdote, mientras unos 20 asistentes se acercaron al frente para lidiar con el hombre. La multitud se unió para sacar al hombre.

El Departamento de Policía de Lakewood dijo que el incidente ocurrió alrededor del mediodía del domingo. El hombre había recibido una notificación por ingresar sin autorización a la iglesia dos días antes.

Un portavoz del departamento dijo que el hombre había estado "provocando disturbios".

"La iglesia comenzó a tener problemas con un feligrés, cuyo hijo asistía a su escuela. Él comenzó a actuar de manera irracional y a crear disturbios", dijo el teniente Chris Lawler.

"A solicitud de la iglesia, le entregamos al hombre una notificación de ingreso sin autorización... el hombre regresó a la iglesia y creó otro disturbio", agregó.

El hombre fue arrestado luego del altercado y se le acusó de allanamiento de morada en primer grado, pero más tarde salió en libertad bajo fianza.

"Los eventos que llevaron a este desafortunado incidente comenzaron el mes pasado", escribió el sacerdote a la congregación en una carta, según informó KIRO 7. "Después de una cita pastoral inicial con (nombre censurado), su conducta ha empeorado y se ha vuelto más impredecible. Presentó conductas abusivas y amenazantes, no sólo contra mí, sino también contra el personal de la escuela y la parroquia".

"Dadas las circunstancias, la parroquia y la escuela no tuvieron otra opción que obtener una orden judicial del Departamento de Policía de Lakewood en contra del hombre", escribió el padre Brunet. "Él decidió ignorar esta orden que le prohibía el ingreso a la iglesia y ayer se presentó a la misa".

Elsiglo

Loading...