Maduro pide “avanzar más en la confianza” entre Argentina y Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás maduro, dijo este domingo que la relación con Argentina “podría estar mejor” y le pidió al presidente argentino, Alberto Fernández, “avanzar un poco más en la construcción de confianza” entre ambos países, en declaraciones a una radio argentina.

Loading...

“Creo que podría estar mejor. Mal no está, pero podría estar mejor”, dijo Maduro respecto de la relación entre Venezuela y Argentina, y recordó que ambos embajadas cuentan con encargados de negocios, en declaraciones a Radio 10.

Maduro explicó que “no ha sido fácil reconstruir las relaciones de confianza luego de tantos golpes”, "mentiras" y "aventuras" del expresidente argentino Mauricio Macri (2015-2019) en el vínculo entre ambos países.

Maduro le pidió a Fernández “avanzar un poco más en la construcción de confianza” de ambos países, “retomar los proyectos de cooperación”, como la construcción de barcos y a nivel de salud, y “más adelante, cuando las condiciones se den, retomar la construcción de la Unasur”, la Unión de Naciones Suramericanas, que indicó “a nivel geopolítico sudamericano está pendiente”.

El presidente venezolano agregó que trabajará para que las relaciones entre ambos países puedan “estrecharse, mejorarse, ampliarse” y para poder llevarlas “al nivel altísimo de cooperación” que tuvieron en el pasado.

En tanto, Maduro dijo que ha conversado en “varias oportunidades” con Fernández por teléfono y recordó que la última vez le manifestó su interés en terminar los barcos que Argentina está construyendo para Venezuela y que el congelamiento de cuentas le ha impedido movilizar los recursos para terminar el primer barco, llamado “Evita-Perón”.

CAMBIO DE RUMBO CON EE.UU.

Maduro recordó que el presidente de EE.UU., Joe Biden, “prácticamente no ha echado atrás ninguna de las sanciones crueles” sobre su país, y que “la política sigue siendo la misma” sobre América latina y los países “perseguidos” de Cuba, Nicaragua, Bolivia, Venezuela, respecto de su antecesor, Donald Trump.

El venezolano indicó que le gustaría que el papa Francisco le transmitiera a Biden que “se atreva a cambiar su visión sobre Venezuela y América latina” y que “abra los ojos y le dé una oportunidad a un cambio de rumbo”.

“Venezuela está preparada para un cambio de rumbo en su relación con EEUU”, señaló Maduro.

CORTE PENAL INTERNACIONAL

Respecto de las acusaciones en la Corte Penal Internacional (CPI) sobre crímenes de lesa humanidad en 2017, Maduro indicó que “han tratado de utilizar el mundo al revés” porque en realidad el Estado venezolano enfrentó una “insurrección de extrema derecha que en 120 días” intentó llevar al país “a una guerra civil y el Estado venezolano actuó ajustado a la ley”.

Y consideró que la CPI y los organismos de derechos humanos se “tratan de instrumentar políticamente como fórmula para destruirnos” debido a lo que “no pudieron lograr internamente”.

MIGRANTES

Maduro minimizó la ola migratoria al calcular que “entre 600 mil a 900 mil” venezolanos salieron de Venezuela “creyendo que saliendo del país conseguían mejores situaciones para su vida económica” y dijo que “eso sirvió como válvula de escape a la situación extrema” que impuso las sanciones y el bloqueo de Trump.

Aseguró que “ya han regresado muchos, más de 350 mil” entre este año y el año pasado y les pidió al resto que “vengan a su tierra” y que mientras estén en el exterior “no hablen mal de su país”.

Maduro dijo que “Venezuela es un país que está en paz” y que este año “ha tomado el camino de la recuperación económica”.

EFE

Loading...