Cinco datos sobre la celebración de Halloween

Halloween es una festividad también conocida como Víspera de todos los Santos, Noche de los Muertos, Noche de Brujas o Halloween, que se celebra en diversos países del mundo el 31 de octubre, víspera de la fiesta cristiana occidental en honor a todos los Santos.

Loading...

De esta manera, estos son los cinco datos interesantes sobre esta fecha y sus características:

1.- ¿Cuál es el origen de la fiesta de Halloween?
Esta celebración tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como Samhain, que significa “fin del verano” en lenguas gaélicas y se trataba de una de las fiestas más importantes de la Europa pagana, ya que marcaba el final de la época de cosechas.

Además, coincidía con el descenso en la temperatura que traía consigo el inicio del otoño y la reducción de las horas de luz solar, lo cual significaba el inicio de los meses más fríos y oscuros del año.

Durante esa noche se creía que los espíritus de los difuntos caminaban entre los vivos y se realizaban fiestas y ritos sagrados que incluían la comunicación con los muertos.

Además, era habitual colocar una vela encendida en las ventanas para que los muertos “encontraran su camino”.

2.- ¿Cómo llegó Halloween a Estados Unidos?

La Gran Hambruna irlandesa del siglo XIX provocó que cerca de un millón de personas migraran al país norteamericano.

A partir de ahí, la convivencia entre irlandeses católicos y el pueblo estadounidense hizo el resto: la gente comenzó a disfrazarse e ir casa por casa pidiendo comida o dinero. Fue así como se fueron forjando costumbres como el famoso trick or treat (“truco o trato”), que perdura en la actualidad.

3.- Significado de los íconos de Halloween
Hay un conjunto de símbolos tradicionalmente asociados a esta festividad cuyo significado te sorprenderá.

Auyama o calabaza
Las calabazas en Halloween generalmente se usan como motivo decorativo. Se vacían, se talla en ellas una expresión diabólica y dentro se coloca una vela. Se utilizan para representar las almas atrapadas en el purgatorio.
Se dice que recuerdan a un tal Jack-o’-lantern, que, según una antigua leyenda irlandesa, fue condenado por el diablo a vagar por el mundo como ánima en pena.

Brujas
Halloween es también conocido como “Noche de Brujas”. Las brujas, según la tradición popular, son hechiceras que usan magia negra. Se dice que esta noche el diablo convoca a las brujas a una fiesta conocida como un aquelarre, y por eso se las puede ver durante Halloween.

Gatos negros
Los gatos negros tienen fama de ser seres demoníacos que traen mala suerte. Según una leyenda céltica, las brujas usan el disfraz de gatos para pasear por la ciudad y pasar desapercibidas. De allí la creencia, tan extendida, de que toparse con un gato negro es un mal augurio.

Velas
Las velas simbolizan la luz del alma. Son usadas para iluminar el camino de los espíritus de los muertos que esa noche vuelven para visitar a sus familiares.

Fantasmas y calaveras
Los fantasmas y las calaveras son símbolos de la ultratumba. Los fantasmas caracterizan a los difuntos que vagan por la tierra la noche de Halloween, mientras que las calaveras son la representación de la muerte.

Arañas y telarañas
Las arañas son consideradas las tejedoras de los hilos del destino. El uso ornamental de arañas y telarañas en Halloween responde a la intención de crear una ambientación misteriosa, enigmática.

Murciélagos
Los murciélagos, también asociados a los vampiros, son criaturas asociadas al mundo de las tinieblas, de lo nocturno y lo sombrío. Se los vincula a la sensualidad, la muerte y los rituales ocultos.

Espantapájaros
Los espantapájaros, utilizados para ahuyentar a las aves que causaban estragos en las cosechas, son utilizados durante Halloween como protección ante los espíritus y los seres demoníacos.

Manzanas
La manzana es un símbolo de buena suerte. Morderla en Halloween da fortuna. De hecho, se dice que quien lo hace será el primero en casarse al año siguiente. Por otro lado, su peladura era usada para hacer adivinación del futuro.

Búhos
Los búhos son aves de buena suerte, utilizados como amuleto de protección. Se cree que su ulular ahuyenta los poderes de las tinieblas

En Halloween predominan fundamentalmente tres colores: naranja, morado y negro. El naranja, asociado a la calabaza, es un color que representa la vitalidad y la energía. El morado simboliza la magia, el misterio y el paso de la vida a la muerte. El negro se vincula a la oscuridad, lo maligno y lo demoníaco.

4.- ¿Los cristianos celebran la fiesta de Halloween?
Según el escritor y filósofo Kevin H. Dávila, existen dos posturas en cuanto a esta pregunta tan controversial: por un lado hay algunos cristianos que deciden abiertamente celebrar Halloween tal a como lo harían con cualquier otra fecha festiva del calendario, y para ello se mantienen lejos de los disfraces y figuras de fantasmas, brujas, demonios, duendes etc y utilizan disfraces más agradables como de princesas, payasos, superhéroes, vaqueros, profesiones etc.

Otro grupo de cristianos que también deciden celebrar Halloween lo hacen con total normalidad y sin ninguna especie de restricción, de modo a que lo hacen como el resto de personas. Este último grupo de cristianos ven a Halloween como una festividad en donde todo es divertido sin importar cuan terrorífico podría ser un disfraz.

Por otra parte, hay un grupo de cristianos que están totalmente convencidos de que Halloween es una fiesta satánica y por lo tanto no deciden participar en la misma, en su lugar hacen actividades alternativas en las congregaciones.

De la misma manera, hay otro grupo que, igual que el anterior, no están de acuerdo con celebrar Halloween, y durante ese día deciden no hacer nada, sino encerrarse en sus casas con las luces apagadas.

5.- ¿Qué dice la Biblia sobre Halloween?
Evidentemente la Biblia no habla nada sobre Halloween, pero aun así nos da ciertos principios para poder tomar una decisión. Por ejemplo, la brujería es algo ampliamente condenable (Éxodo 22:18; Levítico 19:31; 20:6; 27).

Así mismo, la enseñanza del Nuevo Testamento en relación a la brujería también es clara, que la misma es un acto que Dios no aprueba en lo absoluto, nos enseña que la hechicería y el cristianismo no se mezclan (Hechos 8:8-24).

Las prácticas de hechicería y ocultismo son totalmente contrarias al cristianismo, tal a como deja claro el relato sobre Elimas (Hechos 13:6-11), en esa ocasión Pablo llamó a Elimas un hijo del diablo, enemigo de la justicia y pervertidor de los caminos de Dios.

En Hechos 16, la joven adivina de Filipos perdió sus poderes de brujería después que el apóstol Pablo sacará un demonio de ella y por último narra la conversión de brujos y magos que dejaron atrás sus actos malvados y quemaron todos los libros que poseían (Hechos 19:19).

En conclusión, el cristiano puede celebrar Halloween si así lo desea y no hacerlo si no lo desea.

Sin embargo, algo que no podemos ignorar es que en Halloween hay prácticas que son anti cristianas y por lo tanto debemos de evitarlas. Si un cristiano va a participar en la celebración de Halloween, sus actitudes, vestimenta y comportamiento deben de reflejar su vida cristiana (Filipenses 1:27).

EFE

Loading...