Devotos celebrarán 157 años del nacimiento del doctor José Gregorio Hernández

Loading...

Los devotos del doctor José Gregorio Hernández están listos para celebrar los 157 años de su nacimiento con una serie de actividades religiosas, a las 9:00 de la mañana se inicia la ruta con el recibimiento de la Reliquia en el obelisco de San Jacinto proveniente del municipio Mariño, informó el padre Jesús Díaz Dagger, párroco de la Catedral de Maracay.


De igual forma comentó que inmediatamente se llevará a cabo una caminata por toda la avenida Bolívar hasta la Catedral de Maracay.

"En medio de estas actividades se llevará el encuentro entre la reliquia y la imagen de la Virgen de Belén y San José a la altura de Parque Aragua y a las 11:00 de la mañana Misa Solemne en la plaza Girardot presidida por el padre Enrique Parravano".

SIMPLEMENTE JOSÉ GREGORIO

José Gregorio como le conocen cariñosamente sus devotos, según sus biógrafos, destacó por sus aportaciones al desarrollo de la medicina moderna en Venezuela, la generosidad con la que atendió a pacientes de bajos recursos y su fe religiosa.

Nacido en la pequeña localidad de Isnotú, en el estado Trujillo, en el centro-oeste de Venezuela, en 1864, pronto destacó en los estudios y fue enviado a Caracas, donde se graduó en Medicina con excelentes calificaciones en la Universidad Central (UCV).

Completados sus estudios, prefirió regresar a su pueblo natal para atender allí a sus pacientes. Los médicos rurales como él tenían que lidiar en la Venezuela de finales del XIX y comienzos del XX con enfermedades como la tuberculosis o el paludismo, muy extendidas entre la población.

BEATIFICACIÓN AMPLIAMENTE APOYADA
Hernández obtuvo una beca para completar sus estudios en París, entonces a la vanguardia de la ciencia médica. Allí conoció avances que llevaría a su país.

Según el padre jesuita Arturo Sosa, "José Gregorio Hernández integra una excelente formación científica en su experiencia espiritual que lo lleva a ponerse al servicio de quien lo necesite, con especial predilección por quienes no se lo pueden retribuir".

El doctor Hernández destacó como docente e investigador, pero lo que le hizo ganar fama entre los sectores populares fue su labor en la consulta, ya que atendía gratuitamente a los enfermos pobres.

Se le atribuye haber introducido el microscopio y haber sentado las bases de la bacteriología y otros campos científicos hasta entonces apenas desarrollados en Venezuela.

FERVIENTE CATÓLICO
El doctor Hernández era también un ferviente católico y por dos veces intentó ordenarse sacerdote. En 1908 fue admitido en el monasterio de Cartuja de Farneta, en la Toscana, Italia, pero a los pocos meses mostró síntomas de una enfermedad respiratoria que aconsejaron su regreso a Caracas.

Un segundo intento en un seminario romano en 1913 terminó de la misma manera. Ya asentado en Venezuela desarrolló una amplia labor clínica e investigadora, e incluso completó un tratado de filosofía.

El 29 de junio de 1919 murió atropellado en una céntrica calle de Caracas por uno de los pocos automóviles que circulaban por Venezuela en aquel entonces.

ORACIONES FUERON ESCUCHADAS
Díaz Dagger recordó como el pueblo venezolano se unió en oración, realizó vigilia para pedir la beatificación del doctor Hernández.

"La Iglesia venezolana llamó el año pasado a los fieles a unirse a una vigilia de oración para celebrar la noticia de la beatificación de José Gregorio Hernández. Al poco tiempo de morir, José Gregorio Hernández comenzó a convertirse en objeto de devoción para muchos en Venezuela".

Su imagen puede encontrarse por todas partes en el país, en carteles, murales urbanos - dijo el padre Jesús-; Afiches, etc. También, junto a las camas de los enfermos y las tumbas de los difuntos, para quienes sus seres queridos reclaman protección.

En muchos hogares venezolanos se adornan figurillas con la imagen del doctor enfundado en un traje de chaqueta, con el bigote y el sombrero negro que todos en Venezuela reconocen al instante, un amor y fe inquebrantable, no sólo en Venezuela, sino en varios lugares del mundo.

Es importante decir que en los últimos años, en las calles de Venezuela habían proliferado los carteles a favor de la beatificación de Hernández.

Paradójicamente, algunas de las formas que adoptó la devoción popular hacia él retrasaron su proceso de beatificación, iniciado en 1949.

TERMINÓ LA ESPERA
Díaz Dagger relató la emoción de toda la feligresía ese 30 de abril a las 10:00 de la mañana, cuando José Gregorio Hernández fue declarado oficialmente "Beato" de la Iglesia Católica.

"Ese día nos vestimos de alegría y celebramos en cada rincón de Venezuela, se organizaron diferentes actividades en las iglesias, comunidades para agradecer por la buena nueva".

DEVOTOS LISTOS PARA CELEBRAR
En cada rincón del país están listos para celebrar el cumpleaños del doctor José Gregorio Hernández, en el caso puntual del estado Aragua, los devotos hicieron novenas, visitaron centros de salud, repartiendo estampitas del beato, entre otras actividades para conmemorar esta fecha tan importante para los venezolanos.

En este sentido, la señora Olga Pineda, devota de Hernández, nos comentó que después del milagro que le hiciera el doctor se dedicó a llevar la palabra y relatar su historia; así como compartir los milagros que el médico de los pobres ha hecho entre familiares y amigos.

"Ahorita estamos llevando la palabra junto con la novena a aquellas personas que lo han solicitado, aquí en Santa Cruz de Aragua, municipio Lamas hay muchos devotos que hoy pondrán su mesita con la imagen del doctor, elevarán sus oraciones para que esta pandemia termine de erradicarse y la protección divina nos acompañe siempre".

De igual forma, Hilda Mendoza dijo que hoy está lista para celebrar el cumpleaños número 157 años del siervo de Dios. "Hace un año comencé con un dolor en la cervical que no me dejaba hacer oficio, dormir, bañarme, desarrollar mi vida normal y así que pedí con mucha Fe y hoy estoy sanada gracias a su intervención divina".

EL DOCTOR SALVÓ A MI ESPOSO
Delfina Pérez es devota del doctor José Gregorio Hernández desde hace más de 30, ella nos comentó que muchos milagros le ha otorgado tanto a ella como a su familia, sin embargo el más significativo son los milagros que ha concedido a su esposo.

"Estoy muy agradecida con mi doctorcito, en dos oportunidades salvó a mi esposo, lo socorrió cuando tuvo los accidentes de tránsito".

"La primera vez mi esposo quedó tan aturdido que no sabía dónde estaba y él asegura que el doctor Hernández lo guió por el camino para que saliera del lugar donde estaba y pudiera pedir ayuda", añadió.

"La segunda vez mi esposo cuenta que iba manejando la moto a todo lo que daba, se coleó y vio que se iba a estrellar, cerró los ojos y sintió como que lo sacaron del camino y lo regresaron cuando ya no había peligro, mi esposo dijo que paró la moto y enseguida se le apareció la imagen del doctor", relató.

"Los venezolanos y en especial los santacrucenses nos sentimos orgullosos que ahora si es oficialmente santo; aunque para nosotros siempre lo ha sido y esta es sólo una formalidad".

SIEMPRE HAY QUE AGRADECER
Por parte, Aníbal Lozada dijo que hoy es un día para agradecer y reafirmar la Fe y pregonar los milagros de nuestro beato. "Dios hace su obra y hoy a 157 años del nacimiento del doctor Hernández damos gracias por todos los favores concebidos".

¿Qué significa que José Gregorio Hernández sea beato?
El doctor venezolano José Gregorio Hernández, conocido popularmente como "el médico de los pobres" y a quien los feligreses piden con frecuencia que interceda por ellos para ser sanados, fue beatificado este viernes en Caracas entre apelaciones para que ayude a superar la pandemia del Covid-19

¿Cuál fue el milagro que permitió a José Gregorio Hernández llegar a ser beato?
Finalmente se ha acreditado el primer milagro de Hernández con la sanación de Yaxury Solórzano, una niña de 10 años que recibió un disparo en la cabeza durante un atraco en 2017. Los médicos no esperaban que sobreviviera, y en caso de que lo hiciera, creían que quedaría discapacitada.

¿Qué es un beato para la Iglesia Católica?
En la Iglesia católica, un beato (abreviado como B. o Bto.) ? es un difunto cuyas virtudes han sido previamente certificadas por el Papa y puede ser honrado con culto. También se conoce como beato a la persona muy apegada a las ceremonias religiosas.

IRIOS MÉNDEZ | el siglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...