Producción de la brasileña Petrobras se redujo pero ventas saltaron

La petrolera Petrobras, la mayor empresa de Brasil, produjo en el tercer trimestre un promedio de 2,83 millones de barriles de petróleo y gas natural por día, con una caída del 4,1 % frente al mismo período de 2020, pero sus ventas de combustibles alcanzaron los mayores niveles en varios años.

Loading...
Petrobras
FOTO: REFERENCIAL

Pese a caer frente al promedio de 2,95 millones de barriles de petróleo y gas natural extraídos por día en el tercer trimestre del año pasado, la producción entre julio y septiembre de 2021 creció un 1,2 % en la comparación con la del segundo trimestre (2,80 millones de barriles diarios), según el balance operacional divulgado por la compañía este miércoles.

La reducción de la producción en la comparación anual fue atribuida al proceso de desinversión emprendido por la petrolera, que ha vendido algunas concesiones de poco interés estratégico pero en las que aún producía importantes volúmenes.

La mayoría de las concesiones vendidas explota petróleo en tierra o en aguas rasas, áreas en que la producción encogió en un 28 % frente al tercer trimestre del año pasado.

Crecimiento de la producción

El crecimiento de la producción entre el segundo y el tercer trimestre, por su parte, fue atribuido a la entrada en operación de la plataforma marítima de explotación FPSO Carioca, que fue instalada en Sepia, una concesión que la empresa explota en el codiciado presal en aguas muy profundas de la cuenca de Santos.

Según su balance, la producción promedio de Petrobras en el acumulado de los nueve primeros meses del año fue de 2,75 millones de barriles de petróleo y gas natural por día, con una reducción del 3 % frente a los nueve primeros meses del año pasado (2,84 millones de barriles diarios).

La producción de petróleo en Brasil en el tercer trimestre fue de 2,27 millones de barriles por día, con un aumento del 1,9 % frente al segundo trimestre de este año y una caída del 4 % en la comparación con el mismo período de 2020.

Por su parte, la producción promedio de gas natural en el tercer trimestre fue de 520.000 barriles por día, volumen en un 1,5 % inferior al del segundo semestre de este año y en un 3,7 % menor al del mismo período del año pasado.

VENTAS DE COMBUSTIBLES ALCANZAN MAYORES NIVELES EN VARIOS AÑOS

Pese a la reducción de la producción de petróleo, las ventas de combustibles de Petrobras crecieron significativamente en el tercer trimestre ante la elevada demanda del mercado brasileño en medio de la recuperación económica tras la crisis provocada por la covid.

Según su balance, Petrobras vendió en el tercer trimestre un promedio de 1,95 millones de barriles de combustibles por día; con un salto del 10,6 % frente al segundo trimestre y del 10,5 % en comparación con el mismo período del año pasado.

Para atender la elevada demanda, la compañía elevó el nivel de uso de la capacidad de sus refinerías desde el 75 % en el segundo trimestre hasta el 85 % en el tercer trimestre.

Ello le permitió producir 1,93 millones de barriles por día de combustibles en sus refinerías; un volumen en un 11,0 % superior al del segundo trimestre y prácticamente estable frente al mismo período de 2020.

Las ventas de gasolina

Fueron de 441.000 barriles por día en el tercer trimestre, con un aumento del 17,9 % frente al mismo período del año pasado y el mayor nivel desde diciembre de 2017.

Y las ventas de diesel alcanzaron 867.000 barriles por día, con un salto del 15,8 % frente al tercer trimestre de 2020 y el mayor nivel desde noviembre de 2015.

Para atender la creciente demanda brasileña por combustibles, Petrobras tuvo que elevar la importación de diesel en un 548 %, hasta 175.000 barriles por día;y la importación de gasolina en un 950 %, hasta 42.000 barriles diarios.

La petrolera, controlada por el Estado pero con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo; Nueva York y Madrid; reconoció el lunes que no tiene capacidad para atender la "inusual" y elevada demanda de combustibles solicitada por las distribuidoras para noviembre.

Petrobras admitió que las distribuidoras elevaron sus encomiendas de combustibles debido a que sus precios están por debajo de los importados pero descartó que el país pueda enfrentar una crisis de desabastecimiento e instó a las distribuidoras a aumentar sus importaciones pese a que los precios no sean tan competitivos.

EFE

Loading...