Cheesecake de oreo sin horno, fácil, suave y cremoso

El cheesecake de oreo es el típico postre que puedes realizar en el Día del Niño o en un cumpleaños, aparte, es muy fácil.

Loading...
Cheesecake de oreo sin horno, fácil, suave y cremoso
Foto: Referencial

INGREDIENTES

  •  300 gramos de galletas oreo
  •  150 gramos de mantequilla derretida (o manteca)
  •  350 gramos de queso crema
  •  200 gramos de azúcar
  •  500 gramos de crema de leche (o nata)
  •  30 cc de agua
  •  7 gramos de gelatina sin sabor (grenetina)
  •  200 gramos de chocolate picados para el ganache

PREPARACIÓN

  1. Tritura las galletas y mezcla con la mantequilla o manteca derretida.
  2. Colócalas de base en el molde y presiona con las manos mojadas para que quede bien parejo.
  3. Transfiere la base al congelador por 20 minutos, y mientras tanto, realiza el relleno.
  4. En un bowl combina 350 gramos de queso crema junto con 200 gramos de azúcar hasta que estén bien integrados y los granos desaparezcan.
  5. Añade 300 gramos de crema de leche y bate por 3 o 4 minutos. Si excedes este tiempo se corta la preparación.
  6. En un recipiente aparte vierte 30 cc de agua, gelatina sin sabor, revuelve y llévalo al microondas por 10 segundos. Pasado el tiempo, revuelve nuevamente con una cuchara.
  7. A ese tazón incorpora 2 cucharadas de la preparación de queso, mezcla, y agrega el resto.
  8. Une todo y coloca el relleno encima de la base que tienes en la nevera.
  9. Espolvorea suficientes galletas oreo trituradas en el tope y deja la cheesecake de oreo en el congelador por 2 horas.
  10. Pasado ese tiempo, pon a hervir 200 cc de crema de leche, pica 200 gramos de chocolate, bate y espera que repose por 3 minutos.
  11. Cuando esté bien chocolatoso incorpora el ganache encima de la tarta de oreo, emparéjalo con una cuchara de silicona, alisa el tope, espolvorea chocolate rallado y vuelve a llevar el pastel al frío por 4 horas más o hasta el día siguiente.

elsiglo

Loading...