Logran rastrear una guitarra robada gracias a Internet y el reconocimiento facial

La guitarra robada hace décadas del músico canadiense Randy Bachman, de los grupos de rock The Guess Who y Bachman-Turner Overdrive, ha reaparecido gracias a la perseverancia y creatividad de un fanático y la tecnología de reconocimiento facial.

Loading...
guitarra
FOTO: REFERENCIAL

El instrumento naranja, marca Gretsch, modelo 6120 Chet Atkins, de 1957, se perdió tras dejarlo por cinco minutos sin vigilancia junto con otro equipaje en la habitación de un hotel de Toronto (Canadá) mientras se pagaba la cuenta del hospedaje antes de salir del lugar.

"Fue terrible. Lloré toda la noche, amaba tanto esta guitarra", recordó Bachman en declaraciones a CBC News.

El hecho ocurrió en 1976 y a pesar de años de búsqueda, que involucró a tiendas musicales, la Policía no obtuvo ningún resultado.

En reiteradas entrevistas, Bachman lamentó la pérdida de la guitarra con la que escribió e interpretó canciones como 'American Woman' y 'Takin' Care of Business' y cuyo sonido no podía olvidar.

En plena pandemia de covid-19, el músico se quedaba en casa grabando videos para YouTube, cuando recibió un correo electrónico de un fanático, en el que aseguraba que había encontrado su instrumento.

"Afirmó que había realizado el reconocimiento facial de mi guitarra. Le dije: '¿de qué estás hablando?' Me contestó: 'Bueno, lo hacemos para las caras. La guitarra tiene una cara, ¿verdad?'", contó Bachman.

LA TECNOLOGÍA Y SUS INCREÍBLES AVANCES

El 'software' que el admirador usó para buscar imágenes en la Red había detectado una peculiar marca de la madera del instrumento registrada en las fotos antiguas del músico.

Posteriormente, le envió un video navideño de un músico japonés, conocido como Takeshi, tocando su guitarra.

Con ayuda de la pareja japonesa de su hijo, el canadiense se contactó con Takeshi, quien vive en Tokio y no habla inglés. Los dos hablaron durante horas.

Takeshi contó que había comprado la guitarra en una tienda musical y, afortunadamente, acordó devolver el instrumento a su pasado dueño a cambio de uno semejante, y calificó la situación como un "milagro".

Bachman se contactó con una tienda musical y encontró un instrumento del mismo modelo con diferencia en dos cifras del número de serie.

Ahora, está a la espera de que se levanten las restricciones pandémicas para volar a Tokio e intercambiar las guitarras.

EFE

Loading...