Ensalada de espinacas con gambas

La ensalada de espinacas con gambas, es una receta sencillísima de preparar y que es perfecta para una cena ligera y equilibrada. Va más allá del sota, caballo y rey de las ensaladas de lechuga y es también de esas ensaladas que nos hacen quedar como maestros de la cocina en cualquier comida con invitados.

Loading...
Ensalada de espinacas con gambas
Foto: Referencial

INGREDIENTES

  • Espinacas frescas, 150 g
  • Escarola, 100 g
  • Tomates cherry, 150 g
  • Huevos de codorniz, 8
  • Gambas medianas, 20
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Zumo de limón, 3 cucharadas
  • Mezcla de pimientas (roja, blanca y negra)
  • Sal
  • Semillas de sésamo blanco, 1/2 cucharada

PREPARACIÓN

Lavamos bien las espinacas y la escarola, las escurrimos bien con ayuda de una centrifugadora de verduras. Lavamos los tomates cherry y los cortamos en mitades. Reservamos.

Ponemos los huevos en un cazo con abundante agua con sal, lo ponemos al fuego, cuando rompa a hervir, esperamos cuatro minutos (o cinco si los huevos estaban de la nevera), los retiramos y los pasamos a un bol de agua con unos cubitos de hielo. Cuando estén fríos los pelamos.

En un bol mezclamos el aceite de oliva virgen extra, el zumo de limón, sal al gusto, las semillas de sésamo y una vueltas de un pimentero con pimientas variadas. Mezclamos bien.

Pelamos las gambas, les retiramos el cordón intestinal. Ponemos a calentar una plancha o sartén antiadherente, cuando esté caliente espolvoreamos sobre la plancha una pizca de sal y, cuando empiece a crepitar, echamos las gambas, las salteamos durante un minuto hasta que cambien de color. Las reservamos.

En el bol en el que vayamos a servir la ensalada de espinacas y gambas, mezclamos las espinacas, la escarola, los tomates cherry, los huevos de codorniz cocidos y cortados en mitades, y las gambas.

Si es necesario volvemos a mezclar los ingredientes del aliño y los rociamos por encima del resto de ingredientes de la ensalada. Y ya tendríamos nuestra ensalada lista para servir.

En pocos minutos podemos preparar una deliciosa ensalada de espinacas baja en calorías, con pocas grasas, rica en fibra y en proteínas, y sin carbohidratos refinados. Perfecta para aquellos que gustan de llevar una alimentación equilibrada e incluso para los que deban seguir una dieta hipocalórica o baja en carbohidratos.

elsiglo

Loading...