En Las Guacamayas viven como en el desierto

Los habitantes de las comunidades del sector Las Guacamayas, en el sur de la ciudad de La Victoria, municipio Ribas, denunciaron las "penurias" que en la actualidad deben pasar para poder conseguir un poquito de agua que les permita realizar sus labores diarias a consecuencia de la falta del servicio.

Loading...

El único pozo que estaba funcionando en la parroquia se dañó dejando a los habitantes en peor panorama

Y es que para nadie es un secreto que las fallas en el suministro de agua por tuberías, es uno de los principales problemas que afecta a la mayoría de los residentes de la ciudad de La Victoria y donde no escapa este sector, que hasta no hace mucho tiempo era considerado agrícola.

En este sentido, los afectados informaron que la única posibilidad que tienen de conseguir el vital líquido es dirigiéndose hasta las tomas de agua que fueron improvisadas desde las tuberías principales y de allí en pipotes que montan sobre las carruchas y buscan agua para su consumo.

Con respecto al tema, Chelide González manifestó que en la zona existen 4 pozos profundos y ninguno funciona por falta de bomba. "En Las Guacamayas no hay ni una gota de agua, algunas bombas dejaron de funcionar hace cinco años, la alcaldesa Sumiré Ferrara trajo hace poco para sustituirlas, pero nunca las colocaron y la única bomba que servía, desde hace semanas dejó de funcionar". Los equipos para poner en funcionamiento los pozos fueron donados por la Gobernación de Aragua.

Del mismo modo, los vecinos dijeron que aquellas personas que residen en los sectores más altos, son los más afectados, por los largos trechos que tienen que caminar con las carruchas o andando en bicicletas para llenar los recipientes, que les permitan almacenar el agua. Declararon que quienes pueden pagar por un servicio de cisterna, les cobran como mínimo 5 dólares para llenarle un pipote.

Daniel Niño, residente del sector Puerta Negra de esta parroquia, expuso que desde las 6:00 de la mañana se observa a las personas caminando a la orilla de la carretera con pipotes, botellones y envases plásticos; y en las tomas improvisadas personas haciendo cola para poder llenar sus envases.

"Principalmente sin agua no podemos vivir", dijo Chelide González, quien también expresó su descontento ante la apatía de las autoridades locales e Hidrocentro en darle solución a las necesidades de las comunidades.

En resumidas cuentas, los ciudadanos de esta parte del eje Este del estado Aragua hacen un llamado a los entes competentes para que a la brevedad posible comiencen con el rescate de los pozos, ya que de esa forma mejorarán la calidad de vida de cientos de ribenses.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...