Dodgers eliminan a Gigantes en un cierre de infarto

255

Con una carrera impulsada por Cody Bellinger en la novena entrada, los Dodgers de Los Ángeles se impusieron el jueves 2-1 en un emocionante quinto y último partido de la Serie Divisional de Grandes Ligas a sus acérrimos rivales Gigantes de San Francisco.

Dodgers
FOTO: REFERENCIAL

El equipo angelino, vigente campeón de la Serie Mundial, se llevó una victoria de infarto en el Oracle Park de San Francisco con la que selló por 3-2 el primer enfrentamiento de ambas franquicias en unos playoffs.

Los Dodgers disputarán ahora la serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Bravos de Atlanta mientras la eliminatoria de la Liga Americana la disputarán desde el viernes los Astros de Houston y los Medias Rojas de Boston.

Con empate 1-1 en el marcador al llegar a la novena entrada, Bellinger se convirtió en el héroe de los angelinos al batear un sencillo productor que les concedió la ventaja definitiva.

En una acción que mandó al olvido su decepcionante temporada, Bellinger logró un hit ante el lanzador Camilo Doval que avanzó por el jardín central derecho permitiendo que Justin Turner anotara desde la segunda base.

DODGERS APLASTA LOS SUEÑOS DE SAN FRANCISCO

Turner había llegado a primera cuando fue golpeado por un lanzamiento de Doval, y avanzó con un sencillo de Gavin Lux.

Fue un duro final de año para San Francisco, que había conseguido el título de la división Oeste de la Liga Nacional con 107 victorias, por 106 de los Dodgers, para acabar sucumbiendo ante sus históricos rivales en su primer cruce de playoffs.

Cody Bellinger, el Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional en 2019, llegó a la postemporada con un promedio de bateo de .165 y sumaba 3 de 14 en estos playoffs, pero no rehuyó la responsabilidad en el instante decisivo.

«Realmente quieres estar en ese momento», dijo Bellinger. «Me sentí bien. Los tres o cuatro lanzamientos anteriores simplemente los perdí y esta vez lo hice un poco más sencillo y conseguí hacer el trabajo».

Por su parte Mookie Betts, jardinero de los Dodgers, fue también clave con un récord personal de cuatro hits en postemporada.

EFE