Familiares retiraron el cadáver del menor en la Morgue de Cúcuta

Los familiares de uno de los menores asesinados a tiros en la comunidad de Tibú, al norte de Santander, Colombia, retiraron el cuerpo del niño en la propia localidad colombiana para trasladarlo a Maracaibo del estado Zulia, en donde le darían cristiana sepultura.

Loading...
Retiraron el cadáver de una de las víctimas

Los parientes no ofrecieron declaraciones a los medios de comunicación de Cúcuta. Se mostraron parcos ante los reporteros, sólo expresaron lo siguiente: "Lo que sabemos es porque ustedes lo reseñaron en los medios de comunicación y el caso queda en manos de la Policía colombiana".

Por otro lado, se tuvo información preliminar que la víctima de ese hecho de sangre fue identificada como Alexander José Fernández Rodríguez, de 12 años de edad, y del otro joven se desconoce su identidad. Los familiares no han reclamado el cuerpo.

Los expertos forenses colectaron evidencias en la escena del crimen

Desde el pasado 9 de octubre, los cuerpos permanecían en la morgue del cementerio del pueblo a la espera de sus deudos.

De acuerdo con un reporte de Caracol Radio, uno de los muchachos pertenecía a la etnia Wayúu. También informaron que un grupo especializado de fiscales se desplazaron hasta TIbú para investigar el asesinato de los menores de edad de nacionalidad venezolana.

Los familiares no ofrecieron declaraciones a los periodistas

Por su parte, el Gobierno colombiano condenó tales hechos, prometiendo investigar el caso.

Mientras que el fiscal General de la República Tareck William Saab, condenó el crimen ocurrido en la mañana del viernes pasado y pidió al Gobierno del señor Iván Duque a investigar ese caso, lo responsabilizó de los hechos ocurridos en esa comunidad.

Asimismo, vale comentar que los muchachos, quienes presuntamente habían cometido un delito en esa comunidad, fueron interceptados por unos hombres y se los llevaron a un sitio donde grabaron un video, cuyo documento fílmico se hizo viral en las redes sociales.

En el corto video, se escuchan las voces de las personas reprochándoles la conducta delictiva de los jóvenes, mientras les amarraban las manos de los supuestos delincuentes con plástico.

Incluso los amenazaron que el video sería difundido a través de las redes sociales para que todo el mundo conociera quienes eran ustedes.

Poco después los cadáveres aparecieron tendidos en un camino de tierra, y en el cuerpo de uno de ellos, un cartón, que expresaba la siguiente frase: "Ladrones", les aplicaron la pena de muerte.

Tal acción criminal se debió a la xenofobia que se sembró en Colombia hacia los venezolanos. Por culpa de unos cuantos desadaptados, no nos pueden calificar ahora de presuntos delincuentes como en todas partes del mundo, hay personas buenas y malas.

elsiglo

Loading...