El MAS de Evo Morales convoca a un "wiphalazo" un día después del paro cívico

Distintos sectores afines al oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), partido liderado por el expresidente Evo Morales, realizarán mañana martes un "wiphalazo", un día después del paro nacional encabezado por los comités cívicos, varios gremios y plataformas opositoras contra una ley de ganancias ilícitas.

Loading...

El propio Morales confirmó las manifestaciones en "desagravio" a la bandera indígena Wiphala, que representa principalmente a las culturas indígenas de Bolivia y está reconocida por la Constitución como un símbolo patrio, y en "defensa de la democracia" y del Gobierno de Luis Arce.

A finales de septiembre en los actos de conmemoración por los 211 años de libertad de la región de Santa Cruz, el motor económico de Bolivia y bastión de la oposición, una wiphala que fue izada por el vicepresidente David Choquehuanca fue retirada por la Gobernación de esa región, lo que provocó roces entre oficialistas y opositores.

NUEVO PULSO

Las convocatorias de los comités cívicos para este lunes y de los grupos afines al MAS para este martes se anunciaron casi en simultaneo en días pasados y son vistas por algunos sectores como un nuevo contrapunteo entre el oficialismo y la oposición.

Este lunes los movimientos cívicos se movilizaron en protesta por la polémica ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, Financiamiento Contra el Terrorismo y Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva, medida que fue rechazada por el Gobierno.

La jornada transcurrió entre bloqueos en varias de las principales ciudades del país y los intentos de la Policía Boliviana que, incluso, utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Desde un inicio el oficialismo señaló que el paro de este lunes era un "perjuicio a la economía" del país y responsabilizó al gobernador de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho, y a los comités cívicos de esta situación.

Precisamente el paro cívico tuvo mayor acogida en Santa Cruz, donde está previsto que mañana asista el presidente Luis Arce para participar en la convocatoria de la Central Obrera Boliviana (COB) que se manifestará en contra de los "intentos desestabilizadores de la derecha".

Ante las críticas de que el paro de este lunes respondía a intereses políticos de los opositores, el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani Laura, aclaró que la convocatoria de mañana martes es de los movimientos sociales y no el Gobierno nacional.

Mamani también confirmó en declaraciones a medios locales que Arce estará en la mañana en Cochabamba, pasado el mediodía en La Paz y al final de la tarde en Santa Cruz, las ciudades del "eje central" mientras que a otras regiones se trasladarán funcionarios del Gobierno.

Por su parte, la Confederación de Cooperativas de Bolivia (Concobol) y los mineros advirtieron con nuevas protestas si el Gobierno no retira el proyecto de la polémica ley que también afectaría a gremios del transporte y comerciantes informales, entre otros.

EFE

Loading...