Japón y China apelan a la concordia en primera conversación de Kishida y Xi

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, y el presidente chino, Xi Jinping, apelaron a la concordia en su primera conversación; cuando la relación de ambos países se mantiene tensa por el incremento de la actividad de China en aguas del Indo-Pacífico y sus disputas territoriales.

Loading...
Japón
FOTO: REFERENCIAL

Los mandatarios hablaron por teléfono durante una media hora, en la primera conversación de los líderes de ambos países desde que Kishida asumiera la jefatura del Gobierno a principios de esta semana y desde que su predecesor; Yoshihide Suga, llegara al puesto en septiembre de 2020, informó la agencia de noticias japonesa Jiji.

Kishida y Xi apelaron a la concordia para mantener una buena relación bilateral e impulsar el diálogo y la cooperación entre ambas naciones; según un funcionario nipón.

El primer ministro japonés, no obstante, habría señalado que pese a la importancia de mantener una relación estable por el bien de la región y de la comunidad internacional, Japón "dirá lo que tenga que decir" sobre las actividades de Pekín, al que pidió "asumir responsabilidades" como potencia mundial que es, según la agencia.

JAPÓN Y CHINA, EN LA RUTA PARA FORTALECER SUS RELACIONES BILATERAL

El presidente Xi envió un mensaje de enhorabuena a Kishida el lunes, cuando asumió la jefatura de Gobierno de Japón, en el que señaló que sus países deberían "fortalecer el diálogo y la comunicación; y mejorar la confianza mutua" para construir una relación "acorde con las exigencias de la nueva era", según recogieron los medios estatales chinos.

China es el mayor socio comercial de Japón; pero las fricciones entre ambos países se han intensificado después de que el aumento de la actividad de Pekín en aguas del Indo-Pacífico en los últimos años se sumara a sus prolongadas desavenencias en torno a la soberanía de unas islas situadas en el mar de China Oriental.

Los islotes, mayoritariamente despoblados, están administrados por Japón; pero China reclama su soberanía y envía frecuentemente barcos de sus guardacostas a aguas cercanas, desatando protestas de Tokio.

Japón es, además; uno de los países que se ha unido a Estados Unidos a la hora de expresar preocupación por la presión de China sobre Taiwán por negar su autonomía, entre otras actividades.

EFE

Loading...