Pizza de calabaza

Queremos enseñarte una sencilla receta de masa de pizza de calabaza, ¿te animas a probarla?

Loading...
Pizza de calabaza

INGREDIENTES

  • 200 gramos de puré de calabaza
  •  400 gramos de harina 000 o de fuerza
  •  20 gramos de levadura fresca de panadería
  •  10 gramos de sal
  •  1 pizca de azúcar (blanco o moreno)
  • Para el relleno:
  •  1 cebolla
  •  1 diente de ajo
  •  1 pizca de pimienta
  •  1 manojo de hierbas aromáticas (tomillo, albahaca, romero y orégano)
  •  3 tomates

PREPARACIÓN

Prepara el puré de calabaza cocinando el fruto hervido o al horno, ¡como más te guste! En cualquier caso, recomendamos trocear la calabaza para que se cocine más rápido. Al horno tardará alrededor de 30 minutos, mientras que hervida bien picada el tiempo se reduce a 20 minutos.

Mezcla la levadura con el azúcar, una cucharada de harina y agua tibia. La cantidad de agua deberá ser la necesaria para cubrir por completo la mezcla. Aparte, mezcla la harina restante con la sal. Para hacer la pizza de calabaza lo ideal es utilizar harina 000, conocida en algunos países como harina de fuerza, pero si no la consigues, puedes utilizar otra harina más "floja", como la de repostería, aunque debes saber que el resultado final variará un poco.

Forma una corona con la harina y vierte en el centro la levadura disuelta, el aceite y el puré de calabaza. Amasa hasta obtener una masa lisa y homogénea. Si lo consideras necesario, puedes ir añadiendo agua, siempre lentamente para no pasarte. Forma una bola, cúbrela con un paño limpio y deja que repose hasta que duplique su volumen, alrededor de 1 hora.

También puedes hacer tu pizza de calabaza sin harina utilizando harina integral, con o sin gluten. Igualmente, puedes usar harina de avena, que fácilmente puedes hacer en casa siguiendo este vídeo, para obtener, así, una pizza de calabaza y avena más saludable y ligera.

Cuando la masa haya aumentado su tamaño, puedes dividirla en varias porciones para hacer más de una pizza. Por ejemplo, puedes hacer pizzetas de calabaza, que son pizzas más pequeñas, si divides la masa en 4-5 pedazos.

Si, por el contrario, prefieres una pizza de calabaza más grande, divídela tan solo en 2.

Extiende la masa con un rodillo o con tus propias manos, preferiblemente habiendo espolvoreado harina sobre la mesa de trabajo, tus dedos o el rodillo. Coloca la masa sobre la bandeja del horno, tápala y deja que repose de nuevo unos minutos.

Mientras la masa de pizza de calabaza reposa por segunda vez, prepara los ingredientes que utilizarás para el relleno. Para ello, ¡puedes elaborar tu propia salsa de tomate! Pica la cebolla y rehógala en una sartén con un chorrito de aceite caliente.

Cuando la cebolla esté transparente, agrega los tomates también picados. Baja el fuego para que el tomate libere todos sus jugos y se integre con la cebolla.

Cuando tengas la salsa lista, la masa ya habrá reposado lo suficiente. Puedes estirarla un poco más con tus propios dedos antes de distribuir la salsa de tomate por toda la base. Luego, agrega los ingredientes que más te gusten, como champiñones, pimiento, hierbas aromáticas..., ¡y el queso mozzarella! Hornea la pizza de calabaza durante 10-15 minutos a 180 ºC y lista para comer.

elsiglo

Loading...