Mousse de Durazno

Te vamos a mostrar cómo hacer mousse de durazno, una receta muy sencilla de hacer. Tanto es así, que el mayor esfuerzo será el de montar la nata correctamente, pero después de tomar este delicioso postre verás que ha valido la pena. ¡Sigue leyendo y ponte manos a la obra!

Loading...
Mousse de Durazno

INGREDIENTES

  • 2 duraznos
  •  400 gramos de nata para montar (crema de leche)
  •  4 cucharaditas de stevia o endulzante blanco
  •  1 cucharada sopera de azúcar moreno
  •  1 cubilete de jugo de limón
  •  4 pellizcos de cacao en polvo (para decorar)

PREPARACIÓN

Coloca la nata en un recipiente hondo y empieza a batirla con un batidor eléctrico o uno de mano. Para batir correctamente la nata es importante tener en cuenta que debe estar muy fría.

Cuando la nata empiece a espesar, añade el endulzante sin dejar de batir. De este modo, evitarás que la nata baje y pierda volumen. Bate hasta que la nata forme pequeños picos.

Sabrás que la nata montada está lista cuando tenga la consistencia que se observa en la imagen. En este punto, resérvala en el frigorífico para seguir con la receta de mousse de durazno sin gelatina.


Pela y corta en trozos pequeños el durazno. Luego, tritúralo con el azúcar moreno. Aunque parezca poca cantidad de azúcar, lo cierto es que esta mousse de durazno no necesita más, ya que la fruta es madura y dulce y no debe de quedar recargada para no perder el sabor genuino del durazno.

Bate durante 4 minutos, así quedará una crema untuosa y suave de textura. Añade el zumo de medio limón antes de sacar la crema de durazno del baso y mezcla. Este paso permite que la fruta ya triturada no se oxide y mantenga el color anaranjado que la caracteriza.

Ahora solo queda montar el postre. Para ello, tienes dos opciones. La primera de ellas es hacer la mousse de durazno mezclando la crema con la nata haciendo movimientos envolventes. La segunda es mantener ambas texturas separadas colocando en los vasos una capa de crema de durazno y otra de nata. En ambos casos quedará un postre delicioso. Con esta mousse de durazno sin gelatina podrás disfrutar de un refrescante postre sin invertir demasiado tiempo en su preparación. Además, al haber utilizado edulcorante y azúcar moreno en poca cantidad, podemos decir que se trata de una mousse de durazno light y saludable; incluso podrías eliminar por completo el azúcar si quieres.

elsiglo

Loading...