Los Premios Max reivindican la labor social de las artes escénicas en España

La gala de los XXIV Premios Max de las Artes Escénicas, celebrada este lunes en Bilbao (norte) y en la que los premios han estado muy repartidos entre varios espectáculos, ha servido para ensalzar la labor social del teatro y la danza españoles.

Con tres galardones cada una "El bar que se tragó a todos los españoles" (mejor autoría teatral, mejor espectáculo de teatro y mejor diseño de espacio escénico) y "La Mort i la Donzella" (mejor escenografía, mejor espectáculo de danza y mejor diseño de iluminación), han sido las más premiadas.

Loading...

La ceremonia organizada por la Fundación SGAE con la colaboración del Ayuntamiento de Bilbao y el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) se ha celebrado en el Teatro Arriaga y ha estado presidida por el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta.

Juan José Solana, presidente de la Fundación SGAE, en su discurso ha reseñado que esta edición refleja un periodo que "nunca olvidaremos, donde las artes y la sociedad han estado más cerca que nunca" una época que ha demostrado que las artes escénicas necesitan al público y viceversa.

Solana ha querido dar las gracias a "todos aquellos que se han acercado a los teatros y a la sociedad civil" en general, a conductores de ambulancias, funcionarios, cajeros de supermercados e incluso al equipo médico que le salvó la vida cuando contrajo la covid.

"Esta función es para vosotros y para nosotros" afirmó.

A la ceremonia que han asistido 600 invitados de las 1.200 butacas de las que dispone el teatro, ha estado dirigida por el director artístico del Arriaga, Calixto Bieito.

"El bar que se tragó a todos los españoles", de Centro Dramático Nacional, con la dramaturgia y la dirección de Alfredo Sanzol, ha sido galardonada este lunes con el premio Max a mejor espectáculo de teatro, mientras que la pareja formada por Nao Albet y Marcel Borràs obtuvo el premio a mejor dirección de escena por "Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach".

Una emocionada Mireia Aixalà recogió el premio a mejor actriz por su trabajo en "Les tres germanes", mientras que Joan Carreras logró el de mejor actor por "Història d'un senglar".

La actriz Gemma Cuervo ha recogido el Premio Max de Honor 2021 en reconocimiento a su vasta trayectoria sobre las tablas de manos de su hija la también actriz Cayetana Guillén Cuervo, que con unas emocionadas palabras agradeció a su madre "tan magnífico esfuerzo".

Una gran ovación y el teatro en pie recibió a la actriz que no pudo contener lágrimas de emoción. "En este momento me siento llena de amor (...) Soy feliz", ha dicho.

EFE

Loading...