Estado de emergencia en frontera polaca enfrenta a Gobierno y oposición

La decisión de Polonia de extender durante 60 días más el estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia enfrenta a gobierno y oposición, mientras una comisión de la Unión Europea (UE) visitará el país la próxima semana para tratar este asunto con las autoridades.

Loading...
Estado de emergencia en frontera polaca enfrenta a Gobierno y oposición
Foto: Referencial

La diputada Magdalena Filiks, de Plataforma Cívica (PO), principal partido de la oposición, publicó este viernes en sus redes sociales una foto de una niña afgana junto al mensaje "si hubiera sabido que la foto de una niña indefensa provocaría tanta ira a la derecha, la habría impreso en metal afilado".

Filiks se refería así a la sesión el jueves del Congreso de los Diputados durante la cual colocó la foto en el atril durante la intervención del jefe de los servicios de información, quien la tiró al suelo de un manotazo.

En dicha sesión, se aprobó alargar durante 60 días el estado de emergencia vigente en la franja fronteriza con Bielorrusia desde el pasado 2 de septiembre.

Asimismo, la comisaria de Interior de la UE, Ylva Johansson, hizo público este viernes un comunicado en el que califica la oleada de refugiados que tiene lugar en los últimos meses de "agresión sin precedentes contra Polonia de (Aleksandr) Lukashenko", el presidente bielorruso.

Anuncia, además, la visita, el próximo 6 de octubre, de una comisión europea para discutir este problema con el Ejecutivo polaco.

La declaración del estado de emergencia, que afecta a casi 200 poblaciones polacas de tres provincias; se enfrentó a críticas por parte de la oposición polaca y grupos de defensa de los derechos humanos desde el comienzo.

Esta medida, que no se adoptaba desde hace tres décadas, otorga poderes especiales a las fuerzas de seguridad desplegadas en la zona; y restringe la libertad de movimientos a los no residentes.

Intento frustrado de un diputado de izquierda de cruzar la frontera

Ha ocasionado, además, incidentes como el intento frustrado de un diputado de izquierda de cruzar el perímetro de vigilancia; corriendo campo a través con una bolsa de víveres; y medicamentos que pretendía hacer llegar a un campamento de refugiados.

Por su parte, el Gobierno polaco defiende la necesidad de esta medida pues "la situación es muy peligrosa, con la tensión muy alta"; aseguró el ministro de Interior, Mariusz Kaminski.

Hace poco, el ministro informó de "provocaciones" por parte de Minsk; que incluían disparos al aire, gestos hostiles como apuntar con sus armas a los guardias polacos; y la entrega de uniformes militares a refugiados para causar confusión.

El jueves, Amnistía Internacional difundió un informe según el cual las autoridades polacas desplazaron ilegalmente a un grupo de 32 refugiados afganos; desde su territorio al bielorruso.

EFE

Loading...