Vecinos de El Museo se quejan del mal funcionamiento de los servicios públicos

Las calles sin asfaltado y los constantes apagones son algunos de los problemas que encabezan la lista de los vecinos que habitan en la comunidad El Museo, municipio Linares Alcántara.

Loading...
Museo
La basura también forma parte del problema

Al parecer los que habitan en esta localidad aseguran que los servicios públicos en su sector no funcionan, por ejemplo el alumbrado público está en cero, pues según las declaraciones de las personas que están en la zona, no pueden salir después de las 7:00 de la noche porque las calles están a oscuras y los hace víctimas de los amigos de lo ajeno.

"Los apagones son constantes y eso además de dañarnos los electrodomésticos y quemar los bombillos de nuestras casas, también lo de los postes. Así que necesitamos con urgencia que el problema de los cortes de energía no programados se resuelva"; apuntó Fernando Laya.

DOS AÑOS CON PROBLEMAS DE CLOACAS

Por su parte, María Rodríguez aseguró que tienen 2 años presentando problemas con los derrumbes de tuberías lo que trae como consecuencia, que en cada calle se abran pequeños huecos llenos de agua, que parecieran pozos de lluvia, cuando en realidad es la tubería que se está derrumbando y comienzan a formarse grandes huecos, dejando las calles intransitables.

"Para reparar un bote de aguas blancas duraron como 6 meses y cuando vinieron era más la cantidad de agua que se botaba, que el problema que había, cambiaron el pedazo de tubo y una pieza mínima y se acabó el problema; lo que pasa es que esperan hasta el último minuto para reparar lo que esté dañado.

LA ESCUELA NECESITA MEJORAS

De igual forma, las madres que viven en el sector aprovecharon la oportunidad para pedirle al gobierno regional la reparación de la Unidad Educativa Julián Landaeta Robles, la cual se está cayendo a pedazos.

Zaida Miranda y Yessi Chourio denunciaron que desde que comenzó la pandemia, las escuelas se cerraron y más nunca se les hizo mantenimiento, lo que trajo como consecuencia el desastre total.

"El monte llega casi el techo, los espacios deportivos están completamente abandonados, los pupitres, las puertas, ventanas, ventiladores, los baños, no hay agua, esa escuela no tiene las condiciones mínimas de salubridad para que nuestros hijos regresen a clases, por lo que hacemos un llamado a los entes competentes para que supervisen la escuela y tomen las medidas antes del regreso a clase presencial, dijeron las vecinas".

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...