Aumenta la expectativa con entrada de la nueva reconversión monetaria

Venezuela está a pocas horas de entrar a su tercera reconversión monetaria, dos de ellas, en la gestión del presidente Nicolás Maduro. Los expertos mantienen su posición que la medida traerá beneficios temporales, mientras que el ciudadano común, en medio de expectativas y dudas considera que "es más de lo mismo".

Loading...
El nuevo conjunto de billetes y moneda circulará en forma progresiva y paralela al cono actual.

El día está a la vuelta de la esquina. En retrospectiva, el Banco Central de Venezuela anunció en agosto pasado la eliminación de seis ceros a la moneda nacional y desde ese entonces las preguntas han surgido en relación a los beneficios y las consecuencias por la decisión tomada desde el Ejecutivo Nacional.

Mañana la moneda local quedará definitivamente bautizada como 'bolívar digital' y acuñaría la tercera reconversión, en el que se le han quitado en los últimos 14 años, 14 ceros al "billete" venezolano.

Mientras que representantes del Gobierno han manifestado que este nuevo proceso permitirá facilitar las transacciones y busca afianzar la identidad del venezolano con la moneda nacional, quienes tienen una mirada opositora aseguran que no "ayudará mucho", considerando que en poco tiempo la medida no tendrá "fuelle"; estos últimos afirman que sin un programa económico coherente, el destino será el mismo a las dos reconversiones anteriores, catalogando de "mero maquillaje".

IMPULSAR LA MONEDA

Comenzando esta semana, la vicepresidenta Ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró que la reconversión monetaria busca preservar y dar impulso a la moneda nacional, el bolívar.

Rodríguez asegura que la medida no afectará al valor real de la moneda. "No estamos afectando en absoluto el valor del bolívar. A partir del 1° de octubre el bolívar seguirá valiendo exactamente lo mismo. No va a valer más, no va a valer menos, es solamente una escala monetaria que estamos aplicando suprimiendo seis ceros para facilitar las transacciones", expuso.

En relación al dinero en físico la Vicepresidenta mencionó que "los nuevos billetes van a coexistir con los viejos billetes durante un tiempo".

Apuntó que ya en toda la banca nacional pública y privada hay billetes de 5 y 10 bolívares de la nueva expresión monetaria que circularán desde el lunes 4 de octubre, y que "más del 90% de la familia de este bolívar está también en las agencias bancarias a nivel nacional".

Explicó que desde el próximo lunes y hasta el viernes 10 de octubre, la banca abrirá al público para facilitar las transacciones, pese a ser semana radical por cuarentena, dentro del sistema denominado 7+7, por el que se establece una semana de cierre parcial de la economía, seguida de otra de flexibilización.

CONO MONETARIO ANTERIOR

Los billetes del cono anterior seguirán teniendo valor y usándose de manera normal. En la Resolución N° 21-08-0 del BCV, que rige todas las normas sobre la nueva expresión monetaria, quedó establecida la circulación entre el nuevo cono monetario y el anterior. En su artículo 7, establece que todos los billetes de BsS. 10.000 o más podrán seguir vigentes luego del 1° de octubre.

"Quedando expresamente que tales especies monetarias continuarán conservando su poder liberatorio hasta que sean desmonetizadas de acuerdo a resolución del Banco Central de Venezuela", según el artículo. Hasta que el BCV anuncie el retiro de todos los bolívares soberanos, estos todavía deberán ser aceptados en bancos y negocios.

Algo diferente ocurre con los billetes y monedas inferiores a los BsS. 10.000. A partir de la entrada en vigencia de la reconversión, estos podrán ser depositados en cualquier institución bancaria.

POSICIÓN DE ESPECIALISTAS
"El principal problema del bolívar digital es que está basado en una moneda que está cada vez más débil", aseguró la economista Rosamnis Marcano, que formó parte del foro "A 3 días de la reconversión monetaria", organizado por el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

A pesar del énfasis que el Gobierno ha hecho en el apellido "digital", este proceso está acompañado de una versión física de la moneda, además de las limitaciones que impone la infraestructura tecnológica del país, expuso.

Las reconversiones se dan por la situación inflacionaria, dijo la economista. "En Venezuela la inflación anual promedio entre la última reconversión, en agosto de 2018 y mayo de este año, fue de 62.000%.

En el caso de Venezuela, que va en camino a su cuarto año en hiperinflación, un factor importante es el financiamiento monetario del déficit fiscal, es decir, la emisión de dinero para solventar el déficit entre ingresos y gastos del Gobierno.

"Si no atacas esto, no estás atacando el problema de fondo, que es el financiamiento monetario del déficit", afirmó Marcano.

El principal beneficio y por lo cual es necesaria esta reconversión, según Marcano, es que facilita "engorrosas" transacciones comerciales, además de que podría ayudar momentáneamente en la disminución de la escasez de efectivo.

Aclara que la reconversión, por si misma, no es una medida inflacionaria. El economista Luis Bárcenas calificó la reconversión de una "curita" para los niveles de inflación que vive el país e indicó que se trata de una medida que atiende al sector privado, que la venía pidiendo.

"Hay ya un reconocimiento tácito (...) para tratar de acomodar por lo menos el costo que genera la hiperinflación", indicó el especialista en el mismo foro.

"El escenario de precios que esperamos para los próximos meses le puede dar cierta vida útil a la reconversión", agregó.

En el caso de tener una inflación mensual de entre 20% y 40%, se estima que un billete tardaría entre 40 y 60 meses en recuperar los ceros que le quitaron, indicó.

Una de las principales diferencias con las reconversiones anteriores es el entorno inflacionario que se vivió en 2018, cuando iniciaba la hiperinflación, y el proceso de dolarización en el que está el país actualmente, indicó.

HBRI. | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...