Descubren en el estómago de un cocodrilo objetos que datan de entre 1700 y 6000 años antes de Cristo

Los objetos, que datan de entre 1700 y 6000 años antes de Cristo, fueron hallados en el interior del gigantesco animal, que pesaba 340 kilos

Loading...

John Hamilton presentó al enorme reptil de 340 kilos en una planta de procesamiento donde fue diseccionado. Así lo informa el periódico Clarion Ledger.

En su página de Facebook, Hamilton escribió: “¡La cacería de mi vida! Quiero agradecer a mi equipo Jordan Hackl, Todd Hollingsworth, Landon Hollingsworth y Drew Berryhill. Tuvimos una cacería que nunca olvidaremos. Para empezar, pudimos etiquetar a un cocodrilo de más de dos metros. Pero luego, atrapamos al de cuatro metros. Lo llevamos a Red Antler Processing para que lo diseccionen y en el procedimiento encontraron una punta de flecha en su vientre. ¡Qué cacería!”.

Dentro del estómago del cocodrilo encontraron un tesoro arqueológico: una punta de flecha rota y un objeto pesado con forma de lágrima que, según los historiadores, son dos piedras que fueron utilizadas por los nativos americanos.

James Starnes, director de geología de la superficie de la Oficina de Geología de Mississippi, dijo en la misma publicación que la punta de flecha probablemente se remonta a entre 5000 y 6000 a. C., mientras que el otro objeto con forma de lágrima data de alrededor de 1700 a. C.

Desde la página de Facebook de Red Antler Processing publicaron un mensaje que dice: “Hemos estado cortando algunos cocodrilos grandes para ver qué había en su estómago. Hasta ahora, todos han tenido algo genial. ¡El cocodrilo de cuatro metros que trajo John Hamilton hoy produjo el impacto del año!”.

Shane Smith de la planta de procesamiento le dijo al periódico: “Todos estaban parados como si estuviera abriendo un regalo de Navidad. Lo pusimos todo en sobre la mesa. Miré y vi una roca con un tinte diferente. Era la punta de flecha. Nos sentimos todos incrédulos. No hay forma de que tuviera una punta de flecha. Bromeamos al respecto y dijimos que probablemente soy la única persona en la Tierra que ha sacado una punta de flecha del estómago de un caimán”.

Starnes le dijo al sitio AL: “Este tipo de material arqueológico podría haber estado erosionándose a la orilla del río y perfectamente se lo podría haber comido un cocodrilo. Son dos piedras muy comunes que se suelen encontrar en sitios de la región del delta del Mississippi. Especialmente a lo largo de las orillas de los lagos y pantanos”.

elsiglo

Loading...