GNB apresó a "narcomula" con 97 dediles de cocaína

En el Puesto de Atención al Ciudadano en la población de Peracal del estado Táchira, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, adscritos al Destacamento 212 detuvieron a un individuo que trasportaba un alijo de presunta cocaína a la ciudad de Caracas.

Loading...
El sospechoso quedó detenido a las órdenes del MP

Se dijo que el sujeto, cuyo nombre no fue revelado a los periodistas, viajaba en una unidad de transporte público e inmediatamente se ordenó a los pasajeros descender del colectivo.

En ese momento el hombre se puso nervioso e incluso, su piel tomó otro color, situación que alertó a los militares que algo extraño sucedía.

Al ser interrogado, el individuo terminó confesando su delito que trasladaba de forma intraorgánica un total de 97 dediles de presunta cocaína con un peso promedio de un kilo 90 gramos.

La mercancía provenía de Colombia con destino a la ciudad de Caracas, cuya sustancia sería entregada a una persona. Lo calificaron de un "narcomula".

Se comentó que el procedimiento fue colocado en manos de la fiscalía del Ministerio Público. Mientras que en el PAC, ubicado en la alcabala de Vega de Aza, funcionarios de la GNB, con la ayuda de los perros antidrogas, detuvieron a una ciudadana que venía de Colombia y se dirigía al centro del país con un alijo de droga.

La mujer llevaba dos bolsas plásticas e inmediatamente los canes que participaban en un dispositivo especial, olfatearon la sustancia química.

Al revisarse, los guardias nacionales detectaron 300 gramos de presunta cocaína, y el procedimiento fue puesto a las órdenes del Ministerio Público.

Asimismo los militares apresaron a dos individuos pertenecientes a la banda "Los Trocheros". Ellos viajaban en un autobús con destino a la capital de la república llevando un kilo 105 gramos de marihuana.

Uno de los sospechosos ocultaba parte de la droga entre su vestimenta y la otra parte en una prenda íntima en un punto del autobús. El alijo se drogas se logró gracias a la agilidad de los perros antidrogas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...