Erdogan busca en Nueva York acercar Turquía nuevamente a EE.UU.

El presidente turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan, estará esta semana en Nueva York, no sólo para participar en la Asamblea General de la ONU sino también para intentar normalizar las tensas relaciones con EE.UU..

Loading...
Erdogan busca en Nueva York acercar Turquía nuevamente a EE.UU.
Foto: Referencial

Tras su primer encuentro con el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, en junio pasado en la cumbre de la ONU, el mandatario turco llego a decir que "no hay problema en las relaciones entre Turquía y EEUU que no se pueda resolver".

La lista de roces diplomáticos, militares y geoestratégicos entre Ankara y Washington es considerable.

Empieza por la adquisición y el uso del sistema antimisiles S-400 ruso por parte del ejército turco, pasa por el amplio despliegue de tropas turcas en el norte de Siria y termina en el reciente reconocimiento por parte de Washington del genocidio armenio a manos del Imperio Otomano en 1915.

Erdogan espera reunirse esta semana con Biden, aunque el encuentro aún no está confirmado, aseguran analistas y la prensa en Turquía.

UN ALIADO IMPREDICIBLE

Al margen de su imagen de líder cada vez más autoritario, Erdogan se ha ganado desde el fallido golpe militar en su contra de 2016 el atributo de "aliado impredecible y poco fiable" en Washington, asegura a Efe Ilhan Uzgel, catedrático de relaciones internacionales en Ankara.

"Cada vez más demócratas y republicanos, liberales y conservadores coinciden en considerar que sus políticas han creado más problemas para EE.UU.", dice Uzgel.

Otro experto, como el veterano periodista Murat Yetkin, editor de la revista analítica "Yetkin Report", achaca la postura crítica en Washington a "la antipatía personal por Erdogan" y a la influencia de ciertos grupos de presión en Washington, por ejemplo armenios.

En todo caso, subraya Yetkin, Turquía sigue siendo un aliado clave para Estados Unidos.

Las intervenciones turcas en Siria, Libia, el Mediterráneo oriental, el Mar Negro y el Cáucaso "subrayan la ventaja geográfica de Turquía, que quiere redefinir y mejorar sus relaciones con EE.UU. en beneficio mutuo", explica a Efe.

Menos roces hay en Afganistán, donde ambos países han colaborado estrechamente durante años en el marco de la OTAN.

¿ACUERDO TÁCITO EN SIRIA?

Pero sigue en la mesa un asunto espinoso que enfrenta los dos países desde épocas de Barack Obama (2009-2017): el apoyo militar de EE.UU. a milicias kurdas en el norte de Siria, que Ankara considera terroristas y combate con vehemencia.

"Estados Unidos, al margen de quién gobierne, tiene una firme política de respaldar a los kurdos en Siria. Incluso si Erdogan deja el poder, el problema seguirá ahí, porque varios partidos en Turquía consideran una entidad kurda en Siria como una amenaza existencial", explica Uzgel.

Por el momento, cree el experto, Ankara y Washington han llegado a un acuerdo tácito por el que EE.UU. acepta la presencia militar turca en el noreste de Siria.

Eso le garantiza a Ankara que una eventual entidad política kurdosiria no sería directamente fronteriza con territorio turco.

NO ES CUESTIÓN DE SIMPATÍA

Ninguna de estas cuestiones depende de simpatías personales, ya que pese al aprecio mutuo entre Erdogan y el anterior ocupante de la Casa Blanca, Donald Trump, las relaciones bilaterales cayeron en los últimos años a su peor nivel en décadas.

Con Biden en el poder desde enero, las relaciones "se están recuperando ligeramente", cree Yetkin, mientras que Uzgel lo duda: "el Gobierno de Biden ha dejado claro que no le gustan los líderes autoritarios".

Otro factor a tener en cuenta es la cercanía de Erdogan al presidente ruso, Vladimir Putin.

Este acercamiento no indica un cambio de rumbo geopolítico de parte de Turquía, señala Uzgel.

"Es solo algo temporal, una forma de contrarrestar una potencia con otra", asegura.

Yetkin, por su parte, recuerda en ese sentido que "Turquía lleva más de 200 años enfrentándose a países fuertes para mejorar su propia posición".

"Pero esta política ha llegado a sus límites y el gobierno de Erdogan se mueve firmemente hacia Estados Unidos y hacia la OTAN", cree Uzgel.

La visita de Erdogan a EE.UU. mostrará hasta qué punto Washington está dispuesto a corresponder a eso movimiento.

EFE

Loading...