El "efecto Evergrande" hace caer un 2,33 % a la bolsa de Sao Paulo

El miedo a una posible quiebra del gigante inmobiliario chino Evergrande y sus eventuales efectos en la economía mundial arrastró este lunes a la bolsa de Sao Paulo, que cayó un 2,33 %, y provocó turbulencias en el mercado de divisas.

Loading...

El índice Ibovespa, referencia del parqué, cerró con 108.843 puntos en una jornada en la que llegó a hundirse un 3,5 % por la aversión al riesgo producida por la crisis en el sector inmobiliario de China, con epicentro en Evergrande.

La inmobiliaria china se encuentra al borde de la quiebra al tener que hacer frente a una parte de su deuda de 305.00 millones de dólares que vence el próximo jueves.

La delicada situación de la promotora asiática y los rumores que giran a su alrededor han castigado a las bolsas europeas, así como a los principales indicadores de Wall Street.

La bolsa de Sao Paulo no ha sido la excepción -China es el mayor socio comercial de Brasil-, aunque en la recta final de la sesión ha recuperado algo de las pérdidas.

En esa caída también ha contribuido la cautela imperante entre los agentes económicos ante las inminentes decisiones de política monetaria tanto de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, como del Banco Central de Brasil, en un contexto de altas presiones inflacionarias.

También hubo tensiones en el mercado de divisas, donde el dólar estadounidense se apreció un 0,87 % y cerró cotizado a 5,33 reales para la compra y la venta, en el tiempo de cambio comercial brasileño.

Con todo, la bolsa de Sao Paulo restó 2.595 unidades a su puntuación acumulada.

El volumen negociado alcanzó los 34.745 millones de reales (unos 6.500 millones de dólares), en un total de 4.665.531 operaciones financieras, número que indican una alta volatilidad.

La mayoría de los valores cerraron en rojo. Ese fue el caso de los buques insignia de la plaza, como el gigante minero Vale (-3,30 %) y la petrolera estatal Petrobras (-1,40 % sus títulos preferentes).

También fue una mala jornada para el sector bancario, con fuertes caídas para Itaú-Unibanco (-2,26 %) y Bradesco (-3,75 %), las dos mayores entidades financieras del país.

Los peores números se los anotó, sin embargo, la petroquímica Braskem (-11,54 %).

En la otra orilla, al frente de las ganancias en el Ibovespa figuraron las acciones de la eléctrica Copel (4,98 %), la empresa de gestión de aguas y residuos Sabesp (1,81 %), y la agencia de viajes CVC Brasil (0,88 %).

EFE

Loading...