El agave planta medicinal milagrosa para las enfermedades

Pedro Castillo "El Curandero de Turagua", aseguró que sus bebedizos a base de agave han curado a muchas personas que sufrían de fibromas, quiste, próstata, entre otras enfermedades.

Loading...
Pedro Castillo

Comentó que el agave es una planta mejor conocida por ser el ingrediente principal para crear la famosa bebida alcohólica del tequila. Siendo originaria de México, la realidad es que son sorprendentes los beneficios que esta planta puede aportar a nuestro organismo.

"Es una planta ampliamente recomendada para tratamientos naturales, principalmente por sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. Sin embargo, sus beneficios son mucho más amplios.

Señaló que esta planta medicinal aumenta la capacidad de nuestro cuerpo para absorber calcio y magnesio, por lo que esta planta es usada para fortalecer los huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis.


Antes de preparar se mete el agave al horno

Además permite regular el tránsito y la flora intestinal, lo que mejora los procesos digestivos y previene el estreñimiento, la gastritis y la diarrea, dijo Castillo.

También ayuda a controlar el peso, pues produce sensación de saciedad, por lo que es recomendada para llegar al peso ideal. Igualmente sirve como endulzante natural por excelencia que contiene pocos niveles de glucosa. Así, el agave es ideal para reducir los niveles de azúcar en la sangre y proporcionar energía necesaria para el día a día.

Pero sin duda alguna uno de los beneficios más importantes - enfatizó Castillo - es que reduce los niveles de colesterol malo, refuerza el sistema inmune de nuestro cuerpo.

"Posee elementos antioxidantes que permiten limpiar nuestro cuerpo. En mi caso particular escojo bien la planta que voy a utilizar y la pongo asar en el horno y una vez allí hago la separación de los nutrientes y elaboro los remedios".

Según el caso y la enfermedad se hace la dosis correcta y se indica al paciente como lo debe tomar. "Por ser un producto natural no tiene efectos secundarios".

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo

Loading...